Irak acusa a Turquía de la agresión al Kurdistán y amenaza con tomar represalias

·4  min de lectura
© Reuters, Ari Jalal

Nueve civiles, entre ellos mujeres y niños, murieron y 23 resultaron heridos el miércoles en el norte de Irak por supuestos disparos de artillería, según informaron las autoridades locales. Las autoridades iraquíes acusaron a Turquía y denunciaron una "violación de la soberanía del país" y amenazaron con "tomar represalias".

En esta región del norte de Irak, Ankara lucha contra los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán, conocido como PKK. Por tanto, para Bagdad no hay duda de que los nueve civiles muertos y los 23 heridos del miércoles en un parque recreativo del Kurdistán iraquí fueron víctimas de los disparos de la artillería turca.

El primer ministro iraquí, Mustafa al-Kazimi, adoptó un tono inusualmente firme hacia su vecino turco, condenando en un comunicado una "flagrante violación de su soberanía" cometida por Ankara.

Las víctimas, al menos tres mujeres, dos niños y tres hombres, eran en su mayoría "turistas árabes iraquíes, procedentes en su mayoría del centro y el sur de Irak", declaró a la agencia AFP Mushir Bashir, jefe del distrito de Zakho.

Esta región montañosa del Kurdistán iraquí, situada cerca de la frontera con Turquía, es muy popular entre los iraquíes del centro y el sur del país, que huyen de las abrasadoras temperaturas del verano para encontrar algo de frescor.

No hay confirmación de Ankara

Según Mounir Bashir, "Turquía ha atacado hoy la aldea dos veces". Sin embargo, una fuente del Ministerio de Defensa turco aseguró a AFP que no tenía "ninguna información ni confirmación de disparos de artillería en la zona".

Ankara, que ha instalado de facto varias decenas de bases militares en el Kurdistán iraquí en los últimos 25 años, lanzó a mediados de abril una nueva operación militar contra los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán en el norte de Irak.

Frente a un hospital de Zakho, Hassan Tahsin Ali, con la cabeza vendada, dijo que había sobrevivido milagrosamente al diluvio de fuego que cayó sobre el parque y sus canales, donde los visitantes disfrutaban de un momento de relax.

"Venimos de la provincia de Babilonia (centro de Irán)", dijo el joven a AFP con voz pausada. "Hubo ataques indiscriminados contra nosotros, hubo cadáveres en el agua", añadió. "Nuestros jóvenes están muertos, nuestros hijos están muertos, ¿a quién recurrimos? Sólo tenemos a Dios".

"Más de 20 autobuses entraron en el parque y 15 minutos después hubo un fuerte bombardeo, no menos de cinco cohetes", dijo otro superviviente entrevistado por la agencia de noticias iraquí IANS.

El primer ministro iraquí, Mustafa al-Kazimi, envió a su ministro de Asuntos Exteriores, Fouad Hussein, y a varios altos funcionarios de seguridad al lugar de los ataques. Por su parte, el presidente iraquí Barham Saleh condenó el "bombardeo turco", denunciándolo como "una violación de la soberanía del país y una amenaza para la seguridad nacional".

Irak "se reserva el derecho a tomar represalias"

"La repetición de los bombardeos es inaceptable" y su país ha protestado varias veces contra las incursiones realizadas por Ankara.

"Las fuerzas turcas han vuelto a perpetrar una violación flagrante de la soberanía iraquí", denunció también en Twitter Mustafa al-Kazimi, que criticó el ataque "contra la vida y la seguridad de los ciudadanos iraquíes". "Irak se reserva el derecho a tomar represalias contra estos ataques y tomará todas las medidas necesarias para proteger a su pueblo", amenazó.

Las operaciones militares turcas están complicando las relaciones entre el Gobierno central iraquí y Ankara, uno de los principales socios comerciales de Irak. El embajador turco en Bagdad es convocado regularmente al Ministerio de Asuntos Exteriores iraquí. Pero las amonestaciones iraquíes no suelen surtir efecto.

Por la noche, a pesar de la fuerte presencia policial, unas decenas de personas se manifestaron frente a un centro de expedición de visados turcos en Kerbala (centro), quemando una bandera turca, constató un fotógrafo de la AFP. En Nassiriya (sur) se celebró una concentración similar.

Drones turcos en el cielo kurdo

Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, tiene una relación complicada con el PKK, ya que su presencia en la región dificulta sus vitales relaciones comerciales con la vecina Turquía. El 17 de julio, un dron armado -turco, según funcionarios locales iraquíes- apuntó a un coche al oeste de Mosul, una importante ciudad del norte de Irak, matando al conductor, que pudo ser identificado, y a sus cuatro pasajeros, entre ellos una mujer.

"Los enfrentamientos entre las fuerzas turcas y el PKK en las zonas fronterizas se han convertido en una amenaza permanente y en un peligro para la vida de los ciudadanos", dijo el Gobierno regional del Kurdistán en un comunicado el miércoles.

Los cuatro pasajeros fueron identificados por los servicios de seguridad del Kurdistán como combatientes del PKK. Un mes antes, cuatro "combatientes" del PKK murieron en el Kurdistán iraquí en un ataque de "drones del ejército turco", según las autoridades de esta región autónoma.

*Con AFP; adaptado de su versión original en francés

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.