Amado Boudou: "El año que viene, en campaña, van a ir directo contra Cristina"

LA NACION
·4  min de lectura
El exvicepresidente, en arresto domiciliario, habló tras la orden del juez para que vuelva a la cárcel
Fuente: Archivo - Crédito: Hernán Zenteno

Amado Boudou, exvicepresidente de la Nación, habló hoy tras la decisión del juez Daniel Obligado, que ordenó que regrese a la cárcel y termine con su periodo de arresto domiciliario, y se mostró irónico por el momento en que llegó la noticia.

"El 30 a las 9 de la noche estaba trabajando. Es un orgullo como argentino tener servidores públicos que trabajen tanto", dijo en diálogo con radio El Destape y afirmó asimismo que la "principal perseguida" es la actual vicepresidenta, Cristina Kirchner.

Al ser consultado sobre una posible persecución de la exmandataria nacional, repitió: "Esperá a febrero y te lo aseguro. Cuando ves los movimientos del sistema que se llama Justicia y cómo perfila la cuestión mediática... Cómo los candidatos que pone son más para hablar en los medios que de política... Parece que va hacia ese lado".

"En algún sentido yo soy una anécdota. Acá hay que estar preocupado por lo que pasa con el sistema persecutorio en el que se ha convertido el Poder Judicial, donde la principal perseguida es la vicepresidenta de la Nación. Es un acto de crueldad. De golpe, el Poder Judicial cómo trabaja", insistió el exfuncionario nacional, condenado a cinco años y diez meses de prisión por haberse quedado con el 75 % de las acciones de la imprenta Ciccone, que fabrica papel moneda, a cambio de solucionar sus problemas fiscales.

Tras ello destacó que es "muy grave" la situación actual porque "la democracia está muy degradada". "Para todas las decisiones del Congreso la respuesta de la oposición es 'lo vamos a judicializar'", añadió Boudou. "Estoy más preocupado por la Argentina que por lo que pueda pasarme a mí". "Lo más importante es entender lo que están haciendo contra Cristina", repitió Boudou. "El año que viene, en campaña, van a ir directo contra Cristina".

A continuación se refirió en particular a su causa y dijo que a su entender lo mejor que le podría pasar a la Argentina es que se revean "todas las truchadas que pasaron estos años porque eso es lo que realmente sanaría". "En mi caso hubo testigos comprados, la denuncia original fue hecha por un servicio de inteligencia y no hay ninguna prueba", sentenció y afirmó: "Creo que hay que anular mi juicio y volverlo a hacer. La sentencia es nula. No hay un hecho jurídico en mi causa porque son sentencias judiciales que confirman sentencias mediáticas".

Boudou además fue contra la gestión del expresidente Mauricio Macri y se refirió a la denuncia sobre escuchas ilegales en la cárcel e indicó: "Que Emiliano Blanco sea empleado hoy de la ministra de Justicia Losardo debería ser inaceptable. Cablear y escuchar a gente en la cárcel para filtrarlo a la prensa es propio de la dictadura".

Si bien destacó que sabe que el gobierno de Juntos por el Cambio "no fue una dictadura, sí dijo que tenía actitudes similares y remató: "Alguien dio la orden es espiarnos a los presos. Y no cabe la obediencia debida. Y el que ejecutó eso fue Emiliano Blanco, el jefe del Servicio Penitenciario. ¿Quién está defendiendo a Macri? Es increíble el nivel de cobertura que tienen".

A la cárcel

Los dichos del exvicepresidente tuvieron lugar apenas horas después de que el juez de Ejecución Penal Daniel Obligado ordenara anoche que vuelva a la cárcel para cumplir con la pena, al revocar la prisión domiciliaria que le había otorgado.

Sin embargo ahora la defensa apelará la medida ante la Cámara Federal de Casación Penal, por lo que el retorno no se produciría de manera inmediata, de acuerdo con lo publicado por la agencia Télam.

La decisión de Obligado hizo lugar al pedido de los fiscales Marcelo Colombo y Guillermina García Padín. El magistrado dispuso en su fallo "revocar el arresto domiciliario" de Boudou "y disponer su alojamiento en un establecimiento penitenciario bajo la órbita del Servicio Penitenciario Federal", al considerar que ya cambiaron las circunstancias por las que lo había enviado a su casa.

Meses atrás el juez había accedido a la prisión domiciliaria del exvicepresidente porque entendió que debía estar con sus hijos mellizos de dos años y que su esposa, ciudadana mexicana, debía trabajar para sostener la familia.

"Mi preocupación es la condena trucha que tengo, no la domiciliaria sí o no. Esto igual es importante en términos del vínculo con mis hijos, parece que el único vínculo que importa es el material. Es una visión un poco materialista de la de padres e hijos, espero no sea la que el juez tiene en su casa", dijo Boudou al referirse hoy a este tema.

Ayer Obligado sostuvo que la familia de Boudou tiene ingresos suficientes para mantenerse, cobertura médica y contención para los niños. No obstante, fuentes judiciales dijeron que "su defensa apelará ante la Cámara de Casación bajo el argumento ya utilizado de que su permanencia en prisión domiciliaria es necesaria por sus hijos porque la madre de los niños, ciudadana mexicana, tiene que trabajar para sostenerlos".