Irán: Teherán acelera su programa de enriquecimiento nuclear

AP

En medio de una crisis política tras dos meses de protestas y una represión cada vez más dura, especialmente en el Kurdistán, Teherán ha decidido acelerar su programa nuclear. Esta decisión responde a la reciente resolución de la Junta de Gobernadores del OIEA, presentada por Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Alemania, que condenaba a Irán y exigía una mayor cooperación.

Con Siavosh Ghazi, corresponsal de RFI en Teherán

Es un verdadero punto de no retorno, porque Irán ha aumentado su nivel de enriquecimiento de uranio del 20% al 60% en el sitio de Fordo.

“Irán comenzó la producción de uranio enriquecido por primera vez en Fordo", indicó la OIEA. Esta planta subterránea situada a 180 kilómetros al sur de Teherán fue reformada para mejorar su capacidad.

El yacimiento está enterrado bajo las montañas y no puede ser destruido por un bombardeo. Irán ya estaba enriqueciendo al 60% en Natanz, el otro centro de enriquecimiento del país.

Nuevas centrifugadoras

En segundo lugar, dos nuevas cascadas de centrifugadoras IR-2 e IR-4 comenzarán a funcionar dentro de unos días en Natanz. Son mucho más potentes y rápidas que los antiguas.

En tercer lugar, las 1044 centrifugadoras IR-1 de Fordo serán sustituidas por centrifugadoras IR-6, que son diez veces más rápidas y potentes.

Por último, se instalarán gradualmente centrifugadoras modernas en dos pabellones vacíos de Natanz y Fordo, de conformidad con el acuerdo nuclear de 2015.

Según el director del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Irán ya tiene suficiente uranio enriquecido para varias bombas. Con estas nuevas medidas, la capacidad de Irán aumentará aún más. Esto representa un nuevo reto para los países occidentales.


Leer más sobre RFI Español