Irán dice que sus reservas de uranio enriquecido al 60% alcanzan los 25 kilogramos

·2  min de lectura
Imagen de archivo de la bandera iraní ondeando frente a la sede del regulador nuclear de la ONU (OIEA) en Viena

5 nov (Reuters) - Irán ha aumentado sus reservas de uranio enriquecido al 60% a 25 kilogramos, informaron el viernes medios de comunicación estatales, lo que podría añadir complicaciones a los esfuerzos por revivir el acuerdo nuclear de 2015 de Teherán con las potencias mundiales.

Las negociaciones deben reanudarse el 29 de noviembre en Viena.

Las potencias occidentales han dicho que el enriquecimiento acelerado de uranio por parte de Irán, que se acerca al nivel necesario para producir armas, viola los límites establecidos en el pacto y reduce las posibilidades de salvarlo, después de que Washington, bajo el mando del entonces presidente Donald Trump, se retirara del mismo en 2018.

"Hasta ahora hemos producido 25 kilogramos de uranio al 60%, lo que, salvo los países con armas nucleares, ningún otro país es capaz de producir", dijeron medios iraníes citando a Behrouz Kamalvandi, portavoz de la Organización de Energía Atómica de Irán.

En el pasado, Irán ha negado que busque armas nucleares, afirmando que sólo refina uranio para usos energéticos civiles, y ha dicho que sus incumplimientos son reversibles si Estados Unidos levanta las sanciones y regresa al acuerdo.

En abril, el organismo de control nuclear de la ONU afirmó que Teherán había iniciado el proceso de enriquecimiento de uranio hasta alcanzar un 60% de pureza fisionable en una planta nuclear situada en la superficie de Natanz, confirmando así las declaraciones anteriores de funcionarios iraníes.

Irán dijo en junio que había fabricado 6,5 kg de uranio enriquecido hasta el 60%.

El acuerdo nuclear limita la pureza a la que Teherán puede refinar el uranio al 3,67%, el nivel adecuado para la mayor parte de la energía nuclear civil, muy por debajo del 20% logrado antes del acuerdo de 2015 y del 90% adecuado para un arma nuclear.

El gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden, dice que quiere volver al acuerdo, pero no está de acuerdo con Irán sobre qué pasos hay que dar y cuándo, siendo las cuestiones clave qué límites nucleares aceptará Teherán y qué sanciones levantará Washington.

Funcionarios y analistas occidentales creen que el aumento del enriquecimiento por parte de Teherán tiene como objetivo fortalecer su posición para obtener más concesiones cuando se reanuden las negociaciones, si bien no tiene prisa por retomarlas luego de que se aplazaron en junio tras la elección de un presidente de línea dura.

El gobierno de Biden dijo el 31 de octubre que no estaba claro si Irán estaba dispuesto a regresar a las conversaciones "de forma significativa".

(Reporte de redacción de Dubái, Editado en Español por Ricardo Figueroa)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.