Irán promete "transparencia" en el manejo de cifras de epidemia de coronavirus

Ahmad PARHIZI, Amir HAVASI
1 / 4

Unos iraníes con máscaras protectoras esperan el autobús en una calle de Teherán el 24 de febrero de 2020

Unos iraníes con máscaras protectoras esperan el autobús en una calle de Teherán el 24 de febrero de 2020 (AFP | Atta Kenare)

Las autoridades iraníes prometieron el lunes transparencia sobre la epidemia del nuevo coronavirus en Irán y desmintieron categóricamente que la epidemia haya causado la muerte de unas cincuenta personas como afirmó un diputado que acusa al gobierno de "mentir al pueblo".

Las autoridades anunciaron el lunes la muerte de cuatro personas por la epidemia COVID-19, lo que eleva a 12 el balance de fallecidos en Irán, de un total de 61 contagiados en el país, según cifras del ministerio de Salud.

Ahmad Amirabadi Farahani, representante ultraconservador de Qom, donde el 19 de febrero se anunciaron los primeros casos relacionadas con el virus, aseguró que el número de muertes subió el domingo por la noche a "unas 50 personas" en esta ciudad santa chiita situada a 150 km al sur de Teherán y cuya provincia es la más afectada por la epidemia.

"Niego categóricamente esta información", declaró el viceministro de Salud, Iraj Harirtchi.

"Nos comprometemos a ser transparentes (...) Anunciaremos cualquier cifra sobre el número de muertos en todo el país", reiteró el portavoz del gobierno Ali Rabii.

La agencia de prensa Ilna, cercana a los reformadores, fue la primera en publicar las acusaciones del diputado. "Preferimos no censurar lo que concierne el coronavirus pues la vida del pueblo está en peligro", declaró a la AFP Fatemeh Mahdiani, su redactora jefe.

El diputado también acusó al gobierno de "no decir la verdad" sobre la magnitud de la epidemia en Irán, según la agencia noticiosa semioficial Isna.

- "Protegidos por la fe" -

La agencia Fars, cercana a los ultraconservadores, matizó luego, al informar que el legislador de Qom habló de un balance "inferior a 50" muertos en su ciudad, en respuesta a una pregunta sobre si el monto total era de 60 muertos.

"Desgraciadamente, el coronavirus llegó a Qom desde hace tres semanas y eso fue anunciado (muy) tarde", agregó la agencia, que cita al diputado.

Después de la provincia de Qom, donde se han registrado 34 casos, siguen Teherán con 13, Gilan (norte, 6), Markazi (centro, 4), Isfahán (centro, 2), y las provincias de Hamedan (oeste) y Mazandaran (norte), con un caso cada uno, según el Ministerio de Salud.

Fuera de los dos primeros casos de muerte en Qom, las autoridades ya no precisan el lugar donde se presentaron los otros casos mortales.

"La televisión nos da cifras, pero cuando vamos a los hospitales se ve otra cosa. El número de muertos (por el virus) es muy superior", afirmó Elahe Zarabi, una mujer de 56 años que hacía compras en Teherán.

Choaib, empleado de una farmacia de 24 años, explicó que casi no tienen más existencias de mascarillas. Vendían 500 al día y hoy más de 10.000 diariamente.

"Los dirigentes dicen que los musulmanes están protegidos por su fe", dice. "Cómo piensan poner a una gran ciudad como Teherán en cuarentena, si no son capaces de hacerlo para un hospital", agregó.

Preocupados por el crecimiento de contagios en Irán, Armenia, Turquía, Jordania, Pakistán y Afganistán cerraron el domingo su frontera o restringieron los intercambios con ese país.

- Vuelos a China suspendidos -

El lunes, Kuwáit, Omán y Bahrein anunciaron que detectaron sus primeros casos de contagio del nuevo coronavirus, y agregaron que provenían de Irán.

Omán, que reportó dos primeros casos, anunció la suspensión de sus vuelos con Irán.

El ministerio de Salud de Kuwait precisó que tres personas que llegaron de Machhad, segunda ciudad de Irán y centro de peregrinaje chiita (noreste) dieron positivos del virus.

Por su parte, Irak anunció su primer caso, un iraní estudiante de religión en la ciudad santa chiita de Nayaf.

Los vuelos entre Irán y China fueron suspendidos.

La compañía iraní Mahan Air afirma que detuvo sus vuelos a China en febrero, salvo en ocho ocasiones, en particular para el regreso de iraníes bajo la supervisión del Ministerio de Salud.