Irán pide el cierre de la investigación de la ONU para salvar el pacto nuclear

·2  min de lectura

Teherán, 5 sep (EFE).- Irán insistió este lunes en que la reimplementación del acuerdo nuclear depende del cierre de la investigación de la ONU sobre las trazas de uranio no declaradas por Teherán y garantías de que EE. UU. no lo abandone de nuevo.

“La cuestión más importante para nosotros son las garantías”, afirmó el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Naser Kananí, en su rueda de prensa semanal.

El diplomático explicó que las garantías constan de dos partes, como son la investigación de la ONU y algún tipo de certeza de que Estados Unidos cumpla con sus compromisos.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) investiga el origen de las trazas de uranio encontradas en tres lugares que Irán no había declarado y que podrían indicar que hubo actividades secretas.

Irán niega actividades ilegales y ha señalado a Israel como la fuente de la investigación.

“Las acusaciones que han formulado proceden de la mente enferma de un régimen (Israel) que es el responsable de las mayores actividades nucleares ilegales en la región”, dijo hoy Kananí.

El diplomático acusó a el OIEA de tomar “posiciones políticas” y aseguró que Irán ha “demostrado muchas veces que sus actividades nucleares son pacíficas”.

Hace una semana, el presidente de Irán, Ebrahim Raisí, enfatizó que “no tiene sentido hablar de un acuerdo si no se resuelve la cuestión de las salvaguardas (la investigación)”.

A ello, Estados Unidos respondió a Irán que no condicione el pacto a la investigación de la ONU.

La otra cuestión “importante” para Irán son las garantías de que EE. UU. no abandone el pacto como hizo en 2018 el entonces presidente estadounidense, Donald Trump.

“Irán cumplió con sus compromisos en el acuerdo, Estados Unidos se retiró y la parte europea no cumplió con sus obligaciones”, aseguró Kananí.

“Si no tenemos garantías fuertes, en cualquier momento se podría dar una situación como en la última etapa”, dijo.

Irán negocia desde hace 16 meses con Alemania, Francia, el Reino Unido, Rusia, China y, de forma indirecta, con Estados Unidos la restauración del acuerdo nuclear de 2015, que limitaba el programa nuclear iraní a cambio del levantamiento de sanciones.

La Unión Europea (UE) presentó un "texto final" durante la última ronda de negociaciones en Viena a principios de este mes.

Desde entonces, Teherán y Washington han intercambiado sus consideraciones al texto a través de la UE.

Tras días de optimismo ante un posible cierre del acuerdo, Washington dijo el jueves que la última respuesta iraní "no es constructiva”.

(c) Agencia EFE