Irán, el país que nunca pudo controlar al coronavirus, atraviesa una cuarta ola

·4  min de lectura
Mujeres con máscaras protectoras en medio de la pandemia de coronavirus caminan por la capital de Irán, Teherán, el 5 de abril de 2021
Atta Kenare

Desde que el coronavirus se filtró en el territorio iraní el 19 de febrero de 2020, el país se ha mantenido entre los primeros del mundo en número de casos y muertes. El gobierno ahora habla de una cuarta ola, que amenaza con ser la más devastadora de todas, y en la que ayer se batió el récord de infecciones diarias y se superó el umbral de los dos millones de contagios.

Irán registró el miércoles 20.954 nuevos casos y 193 decesos, según Worldometers, lo que eleva el total a 2.006.934 y 63.884, respectivamente. Incluso algunas fuentes no gubernamentales estiman que estos números son mucho mayores que los valores oficiales.

Vacuna de Pfizer: en Chile corrigieron a Santiago Cafiero porque dio una cifra erronea de dosis recibidas

Como consecuencia del aumento de casos, Teherán, la capital, fue puesta el lunes otra vez bajo el mayor nivel de restricciones posible.

”La pandemia está muy extendida en el país y es motivo de profunda preocupación. La cuarta ola de coronavirus está progresando rápidamente desde el oeste del país hacia ciudades del centro y del este”, dijo la vocera del Ministerio de Salud, Sima Sadat Lari, informó el canal de noticias iraní Press TV.

Esta alerta sanitaria máxima implica que sólo están autorizadas las actividades económicas esenciales, como alimentación y salud, agregó la vocera. Este nivel de restricciones contempla también la prohibición de viajes en auto entre ciudades y la limitación de las horas de trabajo de las oficinas públicas y de muchas compañías privadas para evitar una mayor propagación del virus. Se trata de la tercera vez que Teherán se encuentra en el nivel conocido como “código rojo” desde el inicio de la pandemia.

Unas 50 ciudades están bajo código rojo, con solo 23 en código azul, el que le sigue al rojo en nivel de riesgo, del total de más de 800 ciudades del país. El resto está catalogado como zonas naranjas o amarillas, con menos restricciones. Las autoridades atribuyen el aumento de los contagios a las reuniones y viajes por el Año Nuevo, o Nowruz, del mes pasado.

El primero en vaticinar la llegada de una cuarta ola fue el presidente iraní, Hasan Rohani. Tras un alza del número de casos en algunas regiones, el mandatario alertó a mediados de febrero: “Eso significa que nos dirigimos hacia la cuarta ola. Debemos estar atentos para evitar eso”.

Jair Bolsonaro no cede: “En Brasil no habrá ‘Quédese en casa’, ni ‘Cierre todo’”

Además, alertó que “incluso con vacunas”, la pandemia podría durar 10 años. “Es una advertencia para todos nosotros”, declaró Rohani durante la reunión semanal del comité de lucha contra el coronavirus.

“Incluso con las vacunas, podrían pasar hasta 10 años hasta que el virus finalmente sea derrotado. La gente no debería esperarse, por el momento, un retorno a la normalidad, al pasado”, advirtió en su discurso difundido por la televisión estatal.

En este sentido, Rohani recomendó a los iraníes que sigan cumpliendo durante al menos un año más todas las recomendaciones de higiene y otras medidas de protección para minimizar las posibilidades de contagio, informó la agencia de noticias Europa Press.

Un hombre iraní con una máscara facial pasa frente a un cine cerrado en la capital, Teherán, el 29 de marzo de 2021
Un hombre iraní con una máscara facial pasa frente a un cine cerrado en la capital, Teherán, el 29 de marzo de 2021


Un hombre iraní con una máscara facial pasa frente a un cine cerrado en la capital, Teherán, el 29 de marzo de 2021

Vacunación

Irán inició su programa de vacunación en febrero con médicos y enfermeras primero, seguidos de las personas mayores de 65 años. “El mundo se está orientando hacia la vacunación, y nosotros también”, sostuvo Rohani.

El lunes, Irán recibió el primer cargamento de dosis de vacunas contra el coronavirus del mecanismo Covax, que suministra dosis gratis para países de medianos y bajos recursos. El vocero del Ministerio de Salud, Kianoush Jahanpour, dijo que este primer envío consistió en 700.000 dosis de la vacuna del laboratorio AstraZeneca llegadas de Holanda.

Hasta ahora, Irán ha vacunado a menos del 2% de sus más de 80 millones de habitantes con vacunas importadas de Rusia, China y la India.

Acusaciones

El gobierno iraní ha sido acusado de encubrimiento, censura y mala gestión. Desde el brote del virus en el territorio, muchos observadores han dudado de las cifras oficiales.

Ha habido irregularidades en los datos reportados entre el nivel nacional y regional, de las que algunas autoridades locales se han pronunciado, y los estadísticos han tratado de dar estimaciones alternativas.

El presidente iraní Hasan Rohani elogió la partida del "tirano" Donald Trump y dijo que "la pelota está en la cancha de Estados Unidos" para volver a un acuerdo nuclear histórico y levantar las sanciones a Teherán
El presidente iraní Hasan Rohani elogió la partida del "tirano" Donald Trump y dijo que "la pelota está en la cancha de Estados Unidos" para volver a un acuerdo nuclear histórico y levantar las sanciones a Teherán


El presidente iraní Hasan Rohani

Específicamente, en agosto de 2020 una investigación del servicio persa de la BBC descubrió que el número de muertes por coronavirus en Irán era casi el triple de lo que afirmaba el gobierno.

En todo el mundo se ha observado un nivel de subestimación, en gran parte debido a la capacidad limitada de pruebas, pero la información filtrada a la BBC reveló que las autoridades iraníes informaron cifras diarias significativamente más bajas a pesar de tener un registro de todas las muertes, lo que sugería que fueron deliberadamente suprimidas.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que no ha visto problemas con las cifras reportadas por Irán.