Irán: numerosas manifestaciones contra la falta de agua potable

·1  min de lectura

Las protestas contra la escasez de agua potable se han multiplicado en varias ciudades del oeste de la República Islámica en los últimos días debido a la sequía sin precedentes que azota al país.

Con Siavosh Ghazi, corresponsal de RFI en Teherán

Todo comenzó el 16 de agosto en la ciudad de Shahrekord. Tras varios días de escasez de agua potable, los habitantes salieron a la calle a protestar. "Muerte a los funcionarios incompetentes", gritaban los manifestantes. Finalmente, las autoridades consiguieron instalar una tubería para llevar agua al pueblo.

Pero la situación es aún más grave en la ciudad de Hamedán, capital histórica de Irán, que lleva varios días de protestas por la escasez de agua. Ciudad de más de 500.000 habitantes, Hamedán y su región son un centro de producción agrícola. La principal presa de la región está completamente seca.

"Por segunda noche consecutiva, se manifestaron "frente a la oficina del gobernador y alrededor de la tumba de Avicena (un erudito persa medieval) para denunciar el corte de la red de agua de la ciudad", indicó la agencia de noticias Irna.

El sitio web del periódico Hamshahri, una publicación del municipio de Teherán, difundió el jueves un breve vídeo de una concentración nocturna, en la que decenas de personas, incluidas mujeres, piden a sus "conciudadanos" que "muestren su valor" y se unan a las procesiones.

Las aguas subterráneas se han secado

La perforación de cientos de pozos profundos ilegales en la región y el uso intensivo del agua han secado las capas freáticas. Las autoridades locales han decidido obligar a los agricultores a aportar el 25% del agua de sus pozos para garantizar el agua potable de la ciudad.


Leer más sobre RFI