Irán nombra al nuevo jefe del banco central; cae la moneda

DUBAI, Emiratos Árabes Unidos (AP) — Irán nombró a un nuevo jefe de su banco central el jueves después de que la moneda se desplomó a su nivel más bajo frente al dólar en medio de las protestas masivas contra el gobierno y las sanciones occidentales por el programa nuclear iraní.

Mohammad Reza Farzin, de 57 años, banquero y ex viceministro de finanzas, fue elegido para reemplazar a Ali Salehabadi, quien renunció después de 15 meses en el cargo, informó la agencia oficial de noticias IRNA.

El rial se cotizaba en 430.000 unidades por dólar el jueves, comparado con 370.000 de principios de este mes. Golpeado por años de sanciones occidentales, el rial se cotizaba en 315.000 cuando estallaron las protestas antigubernamentales a mediados de septiembre.

Las protestas comenzaron tras la muerte de una mujer que fue detenida por la policía moral. Las manifestaciones se convirtieron rápidamente en llamados a poner fin a más de cuatro décadas de gobierno clerical. Las fuerzas de seguridad han lanzado una fuerte represión, utilizando munición real y perdigones, además de golpear y detener a manifestantes, según grupos de derechos humanos.

Al menos 508 manifestantes han muerto y más de 18.600 personas han sido arrestadas, según la organización Human Rights Activists in Iran. Las autoridades no han proporcionado un número oficial de muertos.

La moneda de Irán se cotizaba en 32.000 riales por dólar cuando Teherán firmó en 2015 un acuerdo con países occidentales para flexibilizar las sanciones a cambio de limitar su programa nuclear. Ese acuerdo se deshizo después de que el entonces presidente Donald Trump retiró unilateralmente del pacto a Estados Unidos en 2018.

La administración del presidente Joe Biden trataba de restablecer el acuerdo hasta que estallaron las protestas, aunque las negociaciones se estancaron hace varios meses.

Por otra parte, Irán convocó el jueves al embajador italiano por las críticas de Roma a su respuesta a las protestas.

El canciller italiano, Antonio Tajani, convocó al enviado de Irán el miércoles para expresar su preocupación por la represión, que dijo que no tenía nada que ver con mantener la seguridad iraní.