Irán niega que barco surcoreano incautado y tripulación sean mantenidos como rehenes

Sangmi Cha y Josh Smith
·2  min de lectura

Por Sangmi Cha y Josh Smith

SEÚL, 5 ene (Reuters) - Irán negó el martes que esté usando a una embarcación surcoreana y a su tripulación como rehenes, un día después de que incautó un buque petrolero en el Golfo Pérsico mientras insiste en su demanda de que Seúl libere 7.000 millones de dólares en fondos congelados bajo sanciones de Estados Unidos.

La detención del MT Hankuk Chemi y sus 20 tripulantes cerca del estratégico Estrecho de Ormuz ha sido vista como un intento de Teherán de hacer valer sus demandas, sólo dos semanas antes de que el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, llegue a la Casa Blanca.

Irán quiere que Biden levante las sanciones impuestas por el mandatario saliente, Donald Trump. Los críticos de Teherán acusan a su gobierno de capturar barcos y ciudadanos extranjeros para conseguir mayor poder de negociación.

"Nos hemos acostumbrado a tales acusaciones", declaró el portavoz del gobierno iraní, Ali Rabiei, en una conferencia de prensa. "Si hay alguna toma de rehenes, es el gobierno de Corea (del Sur) el que tiene como rehenes 7.000 millones de dólares, que nos pertenecen, por motivos infundados".

Seúl llamó al embajador iraní, pidió la liberación del barco y dijo que enviaría una delegación a Irán para discutirlo. Teherán sostiene que el barco fue retenido por violaciones ambientales.

La capacidad de Irán de controlar el transporte marítimo en el Golfo Pérsico es una de sus principales formas de presionar por la que se espera sea una negociación difícil cuando el gobierno de Biden asuma, el 20 de enero. En 2019, Irán retuvo un petrolero británico durante dos meses.

Corea del Sur, al igual que otros países, debe limitar el acceso de Irán a su sistema financiero bajo las sanciones de Estados Unidos, impuestas por Trump después de que abandonó un acuerdo nuclear alcanzado con Teherán por su predecesor, Barack Obama.

Irán dice que las sanciones son ilegales y han dañado su economía, incluida su capacidad para responder al peor brote de COVID-19 en Oriente Medio.

Biden tiene como objetivo revivir el acuerdo nuclear, pero es probable que cualquier acercamiento plantee un desafío diplomático.

Desde que Trump abandonó el acuerdo, Irán ha tomado medidas que lo violan. Biden afirma que Irán debe cumplirlo plenamente antes de que pueda restablecerse, mientras que Teherán dice que Washington primero debe levantar las sanciones.

El lunes, Teherán anunció que había intensificado el enriquecimiento de uranio en una instalación subterránea, su más reciente medida que viola los términos del acuerdo nuclear.

(Reporte de Sangmi Cha y Josh Smith; Reporte adicional de Florence Tan en Singapur y de Redacción de Dubái; Editado en Español por Ricardo Figueroa)