Las conversaciones nucleares entre Irán y las potencias se reanudan con cierto optimismo

·2  min de lectura
Imagen de archivo de la bandera iraní ondeando frente a la sede del regulador nuclear de la ONU (OIEA) en Viena

Por Parisa Hafezi y Francois Murphy

VIENA, 29 nov (Reuters) - Diplomáticos de la UE, Irán y Rusia se mostraron optimistas luego de que Teherán y las potencias mundiales mantuvieron el lunes sus primeras conversaciones en cinco meses para tratar de salvar un acuerdo nuclear de 2015, a pesar de que la república islámica adoptó en público una postura dura.

Los diplomáticos dicen que se está acabando el tiempo para resucitar el pacto, que el entonces presidente estadounidense Donald Trump abandonó en 2018 en una medida que enfureció a Irán y provocó consternación en las otras potencias involucradas: Gran Bretaña, China, Francia, Alemania y Rusia.

Los delegados de la Unión Europea, Irán y Rusia presentes en las conversaciones ofrecieron evaluaciones optimistas después de que la nueva ronda de diálogos comenzara sin Estados Unidos, con quien Irán se niega a reunirse cara a cara.

"Me siento extremadamente positivo sobre lo que he visto hoy", dijo Enrique Mora, el funcionario de la UE que preside las conversaciones, después de la reunión.

Esta es la séptima ronda de conversaciones dirigida a revivir un acuerdo en virtud del cual Irán limitó su cuestionado programa de enriquecimiento de uranio a cambio de un alivio de las sanciones económicas de Estados Unidos, la UE y la ONU.

Mora dijo a los periodistas que la delegación iraní se había ceñido a su exigencia de que se levantaran todas las sanciones. Pero también sugirió que Teherán no ha rechazado de plano los resultados de las seis rondas de conversaciones anteriores celebradas entre abril y junio.

"Han aceptado que el trabajo realizado durante las primeras seis rondas es una buena base para construir nuestro trabajo hacia adelante", destacó. "Por supuesto que incorporaremos las nuevas sensibilidades políticas de la nueva administración iraní".

El enviado ruso en las conversaciones, Mikhail Ulyanov, dijo en Twitter que éstas "comenzaron con bastante éxito". Cuando se le preguntó si era optimista, el principal negociador de Irán, Ali Bagheri Kani, dijo a los periodistas: "Sí, lo estoy".

Sin embargo, no está claro si Irán accedió reanudar las conversaciones donde habían quedado en junio, como lo exigieron las potencias occidentales, o si el optimismo era justificado.

Un diplomático europeo mostró cierto pesimismo, al decir que los iraníes mantuvieron sus posiciones y, en ocasiones, las endurecieron, lo que no era nada alentador.

El diplomático dijo que las cosas se aclararán cuando se lleven a cabo conversaciones detalladas sobre las sanciones el martes y sobre asuntos nucleares el miércoles.

La reunión en Viena puso fin a la pausa provocada por la elección en junio de Ebrahim Raisi, un político intransigente antioccidental. Las conversaciones son efectivamente negociaciones indirectas entre Teherán y Washington, con otros funcionarios interviniendo entre ellos.

El equipo de Teherán ha presentado demandas que los diplomáticos estadounidenses y europeos consideran poco realistas, según los enviados occidentales.

(Escrito por John Irish y Parisa Hafezi; editado en español por Rodrigo Charme)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.