En Irán, dos jóvenes fueron ejecutados en relación con las protestas

© Dilara Senkaya, Reuters

Dos hombres iraníes fueron ahorcados este sábado 7 de enero tras ser declarados culpables de matar a un agente de la fuerza paramilitar Basij el 3 de noviembre, durante las protestas que siguieron la muerte de Mahsa Amini. Las organizaciones de derechos humanos condenaron estos juicios a los que califican de farsa para intimidar a los manifestantes.

Dos hombres iraníes acusados de haber asesinado a un paramilitar durante las manifestaciones que sacuden al país desde hace más de tres meses, fueron ejecutados este sábado 7 de enero. Se eleva así a cuatro el número de manifestantes que fueron oficialmente ejecutados tras las movilizaciones.

"Mohammad Mehdi Karami y Seyyed Mohammad Hosseini, principales autores del crimen que condujo al injusto martirio de Ruhollah Ajamian, fueron ahorcados esta mañana", declaró el poder judicial en un comunicado.

Inicialmente, cinco personas habían sido condenadas a muerte en primera instancia por el asesinato del miembro de los Basij. Sin embargo, el Tribunal Supremo confirmó este martes las sentencias de los dos jóvenes, mientras que las de "Hamid Ghare-Hasanlou, Hossein Mohammadi y Reza Aria fueron anuladas por "vicios de procedimiento" y se ordenó un nuevo juicio.

El pasado 3 de noviembre, Ruhollah Ajamian fue asesinado en Karaj, a 30 km al oeste de Teherán, en una manifestación por la muerte de Mahsa Amini. Según vídeos compartidos por los medios de comunicación locales, decenas de personas atacaron al guardia de seguridad, lo apuñalaron y lo golpearon, llevándolo a su muerte.

“Juicios farsa”

Amnistía Internacional afirmó que el tribunal que condenó a Mohammed Mehdi Karami se basó en confesiones forzadas.

Llega el cuarto mes de protestas


Leer más sobre FRANCE 24 Español