Irán investigará el incidente de la joven que quedó en coma bajo custodia policial

·2  min de lectura

Teherán, 16 sep (EFE).- El presidente de Irán, Ebrahim Raisí, ordenó este viernes una investigación acerca del “incidente” en el que una joven entró en coma en custodia policial tras ser detenida por no llevar bien el velo, en un caso que ha indignado a muchos iraníes.

“El presidente Ebrahim Raisí ha ordenado al Ministerio de Interior que investigue los detalles del incidente de Mahsa de manera urgente y precisa, y que presente un informe con los resultados”, informó en Twitter el Gobierno iraní.

La joven de 22 años Mahsa Amini fue detenida el martes por la tarde por llevar el velo de manera correcta y conducida a una comisaria para asistir a "una hora de reeducación", denunció su familia.

Pero horas más tarde era ingresada en el Hospital Kasra de la capital y se encuentra en coma tras sufrir un ataque al corazón.

La noticia comenzó a correr como la pólvora por redes sociales y la Policía confirmó ayer jueves su arresto para "explicarle las normas de vestimenta".

"Repentinamente sufrió un problema del corazón (…) y fue inmediatamente llevada a un hospital", aseguró la Policía en un comunicado recogido por medios iraníes.

Un familiar de la víctima dijo hoy al diario reformista Etemad que la joven “estaba perfectamente sana” antes de la detención y expresó sus dudas de que sobreviva.

Las redes sociales como Twitter se llenaron este viernes de rumores del fallecimiento de Amini, pero no ha sido confirmado.

Las explicaciones de la Policía no han convencido a muchos iraníes que han mostrado en redes sociales su indignación.

El Gobierno del ultraconservador Raisí ha aumentado en los últimos meses la presión para las mujeres cumplan con las estrictas reglas de vestimenta y conducta.

Así, las temidas furgonetas de la llamada Policía de la moral son más visibles que antes en lugares como la plaza Tajrish, en el norte de Teherán, llenas de mujeres que han sido detenidas por no llevar bien el velo.

El velo es obligatorio desde la revolución de 1979 liderada por el ayatolá Ruholá Jomeiní, quien declaró que sin él las mujeres estaban “desnudas".

(c) Agencia EFE