Irán espera una reunión "constructiva" con el director del OIEA

·3  min de lectura
Rafael Grossi, director general del Organismo Internacional de Energía Atómica, el 8 de noviembre de 2021 en Viena (AFP/Joe Klamar)

Irán espera que la visita del director general del OIEA, quien llegará este lunes por la noche a Teherán, sea "constructiva", a una semana de la reanudación en Viena de las conversaciones con las grandes potencias para intentar salvar el acuerdo sobre el programa nuclear iraní.

"Esperamos que la visita de Rafael Grossi sea tan constructiva como las precedentes", declaró este lunes el portavoz del ministerio iraní de Exteriores, Said Khatibzadeh, durante su rueda de prensa semanal.

"Siempre hemos aconsejado al OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica) permanecer en la vía de la cooperación técnica y no permitir que ciertos países prosigan con sus objetivos políticos en nombre" de este organismo, añadió.

Grossi se entrevistará el martes con el jefe de la Organización de energía atómica iraní, Mohamad Eslami, y con el ministro de Relaciones Exteriores, Hosein Amir Abdollahian.

Estas reuniones en Teherán tendrán lugar una semana antes de la reanudación en Viena de las conversaciones, interrumpidas desde la llegada al poder, en junio, del presidente ultraconservador Ebrahim Raisi.

El acuerdo, concluido en 2015 entre Irán por una parte y Estados Unidos, Reino Unido, China, Rusia, Francia y Alemania por otra, significó para Teherán el levantamiento de algunas de las sanciones internacionales que asfixian a su economía a cambio de reducir drásticamente su programa nuclear, que fue puesto bajo el estricto control de la ONU.

Pero, Estados Unidos abandonó el acuerdo en 2018 bajo la presidencia de Donald Trump y reimpuso sus sanciones. Como consecuencia de esto, Teherán ha ido abandonando paulatinamente sus compromisos asumidos.

- "Voluntad para levantar sanciones" -

El actual presidente estadounidense, Joe Biden, ha manifestado que está dispuesto a volver a este pacto, siempre y cuando Irán reanude paralelamente las restricciones acordadas a su programa nuclear.

Este viaje de Grossi a Teherán se produce después de que el OIEA informara la semana pasada de un aumento significativo de la cantidad de uranio altamente enriquecido producido en los últimos meses por Irán.

"Si Irán prosigue a este ritmo, llegará el momento en que será imposible obtener beneficios incluso regresando al acuerdo", declaró el viernes pasado el enviado estadounidense, Rob Malley, en el marco de una conferencia sobre seguridad que tuvo lugar en Baréin.

Khatibzadeh, por su parte, acusó a Estados Unidos de haber lanzado una campaña psicológica contra su país.

"Pensar que con estas afirmaciones (los estadounidenses) pueden vender un falso discurso a la comunidad internacional para crear un ambiente psicológico al aproximarse las conversaciones de Viena no los ayudará en lo más mínimo", afirmó.

El sábado, el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, aseguró que todas las opciones están sobre la mesa, sobre todo si la diplomacia fracasa en ponerle un marco al programa nuclear iraní.

Al ser preguntado sobre la posibilidad de una intervención militar estadounidense, el portavoz de Relaciones Exteriores iraní bromeó: "Hemos visto todas sus opciones en Afganistán y ellos han visto el resultado de éstas. Pienso que no creen en lo que dicen".

Khatibzadeh afirmó que Irán concurrirá a Viena "con un equipo completo y una voluntad firme para levantar las sanciones. Las otras partes también deberían ir a Viena para alcanzar un acuerdo práctico y global".

ap/sk/feb/age/mb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.