Irán enciende la alerta: "Estamos enriqueciendo más uranio que antes del acuerdo nuclear"

LA NACION

TEHERÁN.- En medio de la crisis desatada entre Irán y Estados Unidos por el asesinato del militar Qassem Soleimani, el ataque a las bases norteamericanas y el derribo erróneo del avión ucraniano, desde el régimen persa confirmaron que están enriqueciendo más uranio que antes del acuerdo nuclear de 2015, del que Donald Trump se retiró en 2018.

"Estamos enriqueciendo más uranio que antes de que se alcanzara el acuerdo (.). La presión sobre Irán ha aumentado, pero seguimos progresando", dijo el presidente iraní, Hassan Rohani, en un discurso televisado, de acuerdo con lo publicado por el diario El País. Además afirmó que el programa nuclear está en una "mejor situación" y aseveró: "No hay límite".

En los últimos meses su enriquecimiento de uranio creció al 4,5%, por encima del límite fijado del 3,67% pero lejos del 20% que registró antes del acuerdo internacional. El uranio enriquecido, según el nivel de pureza que presente, sirve para producir energía nuclear (objetivo declarado de Irán) y también para fabricar material fisible para una bomba atómica. El pacto pretendía como objetivo central evitar esta posibilidad.

"Una sola bala puede causar una guerra y no disparar ni una bala puede llevar a la paz", agregó Rohani y afirmó que su gobierno aspiraba a aumentar la seguridad.

El acuerdo alcanzado en la era de Barack Obama pretendía persuadir a Irán para que detuviera su programa nuclear y mostrara que no tenía objetivos militares. Todo a cambio de incentivos económicos, como el fin de determinadas sanciones.

Pero el compromiso está algo roto desde que Trump retiró a Estados Unidos en 2018, activando medidas que dañaron la economía iraní. De entonces, los otros países firmantes intentaron contener al régimen. Sin embargo, el 5 de enero las autoridades iraníes, en medio de la escalada del conflicto con Estados Unidos, anunciaron que iban a ignorar los límites al enriquecimiento de uranio aceptado en 2015.

Gran Bretaña, Francia y Alemania activaron esta semana un mecanismo de disputa incluido en el pacto para intentar que Irán regresara y cumpliera. En caso de no prosperar, este proceso podría llevar a la reimposición de más sanciones internacionales.

La amenaza de Trump

Ante los intentos de los europeos, Washington amenazó a los tres países con imponer 25% de aranceles a la importación de sus automóviles si no activaban el mecanismo de resolución de disputas del acuerdo nuclear iraní.

La ministra alemana de Defensa confirmó hoy esta decisión. "Esta expresión o amenaza, como quieran llamarla, existe", dijo Annegret Kramp-Karrenbauer durante una rueda de prensa en Londres.

Por su parte el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Mohammad Javad Zarif, había acusado a los tres gobiernos que firmaron el acuerdo en 2015 (junto a Estados Unidos, China y Rusia) de sacrificar "lo que queda" del trato nuclear para proteger sus intereses económicos y evitar un posible chantaje del presidente estadounidense Donald Trump.

Agencias AP y AFP