¿Se irán las empresas de Miami? Tendencias económicas apuntan a frenazo en el mercado

Daniel A. Varela/dvarela@miamiherald.com

Gran parte del mercado de bienes raíces comerciales del sur de la Florida se dirige a una desaceleración que se espera que frustre ciertos acuerdos inmobiliarios en el amplio sector.

En particular, los almacenes, restaurantes, hoteles y los propietarios enfrentan desafíos, dijo el economista Jeffrey Havsy, director de la industria de bienes raíces comerciales en la firma de evaluación de riesgos Moody’s Analytics.

Havsy presentó su pronóstico de bienes raíces comerciales en el capítulo del Distrito Miami-Dade/Monroe de la Conferencia Inmobiliaria Comercial 2023 de Florida Certified Commercial Investment Member el miércoles en Miami. Los propietarios y gerentes de negocios deben esperar mayores costos de operación debido a una posible recesión que se avecina, el aumento de los intereses y la continua tendencia de las aseguradoras de la Florida a abandonar el estado.

La prolongada crisis de los seguros inmobiliarios en la Florida está perjudicando a una amplia variedad de propietarios comerciales y residenciales que llevan años pagando primas anuales cada vez más elevadas. Después de que el huracán Ian azotó la costa suroeste del estado el pasado otoño, aun más compañías de seguros abandonaron la Florida o aumentaron drásticamente las primas de renovación.

Estos son los puntos clave de la intervención de Havsy en el foro inmobiliario comercial:

▪ “Si no tengo que vender, retiro esa propiedad del mercado. Habrá un descenso del volumen. ¿Cuál es mi mayor temor? La alta inflación y el nulo crecimiento económico”.

▪ “Con la desaceleración del crecimiento de los alquileres (en el comercio minorista), las rentabilidades bajan. Veremos un descenso del volumen. El volumen de préstamos retrocede, casi en todos los ámbitos. Todo el mundo está poniendo todo en pausa o siendo más cauteloso”.

▪ “Esperen que las tasas de impago [de préstamos comerciales] sean más altas en 2023 que en 2022”.

▪ “El costo de los seguros en todo el país están por las nubes. Eso a mí en la Florida —con los huracanes— es donde más me preocupa. ¿Cómo se gestiona ese costo con la salida de las compañías de seguros? Es uno de los mayores riesgos. Y la aseguradora del estado [Citizens] debería ser el seguro de último recurso”.

▪ “Soy más optimista sobre las oficinas que la mayoría de la gente. Decirle a la gente que vuelva a la oficina es como decirle a los hijos: ‘Porque lo digo yo’. La cuestión es que uno tiene que decirle a los empleados por qué tienen que estar en una oficina. La cuestión es por qué van a volver a la oficina. La capacitación sobre cumplimiento, los papeles se pueden hacer en casa. Hay que explicarles cuál es el valor de volver a la oficina”.