Irán condenó a muerte a otro joven tras las protestas por Mahsa Amini

Una protesta por Mahsa Amini
Una protesta por Mahsa Amini - Créditos: @OZAN KOSE

La justicia iraní condenó a muerte a Arshia Takdastan, un joven acusado de participar y dirigir las manifestaciones en protesta por Mahsa Amini, la chica que murió en septiembre en circunstancias todavía no clarificadas luego de ser arrestada por no usar el velo obligatorio en público.

A Takdastan se lo acusa de ser “el líder de una multitud en la plaza principal de la ciudad de Noshahr (ubicada al norte del país), y de cometer graves actos criminales durante los disturbios”, según Mizan online, la agencia de información del poder judicial de Irán. La manifestación se generó luego de la muerte de la joven kurda de 22 años, que falleció tras ser arrestada por la policía de la moralidad por infringir el estricto código de vestimenta de la República Islámica que impone, principalmente, el uso del velo en público por las mujeres.

Protestas en Irán tras la muerte de Mahsa Amini
Protestas en Irán tras la muerte de Mahsa Amini

La sentencia se dio luego de recopilar “las pruebas del caso, las confesiones del acusado y sus cómplices, y los informes de la policía”, explica Mizan online. A su vez, la agencia señala que el acusado afirmó en sus redes sociales haber golpeado a un agente de policía durante las concentraciones. “Animé a los manifestantes y arrojé una botella de cerveza sin alcohol y una piedra hacia un automóvil Toyota de la policía. Seguí a uno de los policías y creé un ambiente para que se asustaran y desalojaran la plaza”, confesó el joven. La condena a Takdastan es por “corrupción en la Tierra” y “moharebeh”, que significa guerra contra Dios en persa.

Según Mizan online, Takdastan también ha enviado mensajes a medios antirrevolucionarios, incluida la red terrorista Irán International.

Mahsa Amini murió tres días después de colapsar en un centro de detención de la "policía de la moral" de Irán
Mahsa Amini, la joven que murió luego de ser arrestada por la policía iraní - Créditos: @Familia de Mahsa Amini

Las autoridades iraníes afirman que cientos de personas han muerto tras las protestas, incluidas miembros de las fuerzas de seguridad, y otras miles fueron detenidas. La justicia ya ha condenado a catorce personas relacionadas con la protesta, de las cuales dos han sido ejecutadas, cuatro fueron confirmadas por el Tribunal Supremo, seis se encuentran a la espera de nuevos juicios y, las últimas dos, incluido Takdastan, pueden apelar.

Estas condenas y ejecuciones están generando repudio y protestas por parte de organizaciones defensoras de los derechos humanos a nivel global.