Irán cierra un instituto francés en protesta por publicación de caricaturas sobre el líder Jamenei

Irán anunció el jueves el cierre de un instituto de investigación francés en Teherán después de que el semanario satírico francés Charlie Hebdo publicara caricaturas consideradas "insultantes" para el guía supremo Ali Jamenei.

"El ministerio pone fin a las actividades del Instituto Francés de Investigación en Irán (IFRI) como una primera etapa" de la respuesta a las caricaturas, afirmó en un comunicado el ministerio de Relaciones Exteriores.

Según su página web, el IFRI está afiliado al ministerio de Relaciones Exteriores francés. Nació en 1983 de la fusión de la Delegación Arqueológica Francesa en Irán, creada en 1897, y el Instituto Francés de Iranología de Teherán, fundado en 1947.

Irán había advertido el miércoles que respondería ante la publicación de caricaturas "insultantes" del ayatolá Ali Jamenei en la revista satírica Charlie Hebdo.

En su comunicado, el ministerio iraní acusa a las autoridades francesas de "continua inacción ante las expresiones de anti-islamismo y la propagación del odio racista en las publicaciones francesas".

Pide al gobierno francés que exija responsabilidades a los "autores (de la propagación) de tal odio", subrayando que el "pueblo iraní" seguiría "con seriedad" la respuesta que aportará Francia.

El ministerio también llama a París a llevar a cabo "una lucha seria contra la islamofobia".

Antes del anuncio del cierre del IFRI, la ministra francesa de Asuntos Exteriores, Catherine Colonna, indicó que "la libertad de prensa existe (en Francia) contrariamente a lo que ocurre en Irán", recordando que el delito de blasfemia no existe en el derecho francés.

"La mala política es la que sigue Irán, que practica violencias contra su propia población", añadió el jueves, interrogada por la cadena de televisión francesa LCI.

Interrogada por la AFP, la embajada de Francia en Teherán afirmó que no tener comentarios inmediatos. No obstante, su embajador, Nicolas Roche, fue convocado ese mismo día por el ministerio de Exteriores en Teherán.

Las caricaturas publicadas en el semanario satírico surgieron de un concurso lanzado en diciembre, en plenas manifestaciones en Irán para protestar por la muerte de Mahsa Amini, una kurda iraní de 22 años fallecida durante su detención por no llevar puesto correctamente el velo.

Los responsables iraníes, que califican estas manifestaciones como "disturbios", afirman que cientos de personas han muerto durante las protestas, inclusive miembros de las fuerzas de seguridad, y miles han sido detenidas.

Charlie Hebdo indicó en diciembre que este "concurso internacional" era para apoyar a los "iraníes que luchan por su libertad".

El número contiene varios dibujos de temática sexual con el ayatolá Jamenei y otros religiosos iraníes, así como caricaturas que denuncian el recurso de Irán a la pena capital para intimidar a los manifestantes.

ap/sk/vl/dbh/es/zm/mab/zm