Irán atribuye al sabotaje las trazas fisibles halladas en tres instalaciones

·2  min de lectura

Teherán, 7 may (EFE).- Irán atribuyó este martes a un posible sabotaje las trazas fisibles halladas en tres instalaciones no declaradas como nucleares, que van a propiciar el debate de una resolución crítica en la Junta de Gobernadores del OIEA contra el país.

“El Director General del OIEA puede imaginar que un país extenso como Irán es propenso a la contaminación en áreas remotas por sabotaje humano”, afirmó el portavoz de la Organización de la Energía Atómica de Irán, Behruz Kamalvandí, en declaraciones la agencia IRNA.

Kamalvandí señaló que el director general del OIEA, Rafael Grossi, “duda de los argumentos de la parte iraní de un posible sabotaje humano” y sigue el “juego de los sionistas”, en referencia a Israel.

“Si decide ignorar las evidencias, este juego diseñado por el corrupto régimen sionista continuará y el país deberá estar respondiendo constantemente a los falsos informes de sus enemigos", afirmó.

El OIEA, la agencia nuclear de la ONU, denuncia la falta de transparencia de Irán en cuanto al origen y la naturaleza de partículas de uranio antropogénicas (hechas por el hombre) en al menos esas tres instalaciones no declaradas como nucleares.

Grossi destacó ayer que las explicaciones ofrecidas por Irán, en el marco de un proceso de esclarecimiento que comenzó hace tres meses, "técnicamente no son creíbles”.

"Debemos reconocer que no hemos alcanzado los resultados que esperábamos. Creemos que lo que nos han dicho no es técnicamente creíble", aseguró el director general.

Ante la falta de cooperación iraní con el OIEA, Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania presentarán en la Junta una resolución crítica con Teherán, que será votada a mediados de esta semana.

Irán, por su parte, advirtió el lunes a los miembros de la Junta de que no aprueben una resolución crítica en su contra, ya que eso tendría "un impacto negativo en las relaciones con el organismo y en las negociaciones nucleares”.

El choque entre Teherán y el OIEA y los países occidentales de la Junta llega con las negociaciones para salvar el acuerdo nuclear de 2015 paralizadas desde mediados de marzo.

El pacto nuclear JCPOA limitaba el programa atómico iraní a cambio del levantamiento de sanciones, pero en 2018 el entonces presidente estadounidense, Donald Trump, lo abandonó y volvió a imponer sanciones a Irán.

Teherán respondió un año después con la aceleración de sus esfuerzos nucleares y el enriquecimiento de uranio.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.