Irán: la arrestaron por subir fotos a Instagram e "insultar el código de vestimenta islámico"

LA NACION

Este fin de semana el régimen de Irán arrestó a una famosainstagrammer que alteró su apariencia a través de varias cirugías estéticas y que por ello fue acusada de blasfemia, incitación a la violencia y alentar a los jóvenes a la corrupción.

La noticia fue confirmada por la agencia de noticias semioficial Tasnim, que aseguró que la estrella de las redes sociales conocida como Sahar Tabar, apodada por los medios la "Angelina Jolie iraní" fue detenida por orden del tribunal de orientación de Teherán, que se ocupa de "delitos culturales y corrupción social y moral".

Asimismo, para las autoridades del país esta mujer recibe ingresos por medios inapropiados, por lo que también la detuvieron por esta causa, aunque no se brindaron mayores detalles al respecto. Otra de las acusaciones que recibió fue por insultar a la religión y el código de vestimenta islámico.

Pese a la confusión a la que se puede prestar, la instagrammer siempre dijo que retocaba sus fotos al subirlas a internet, que esa no era su cara real, aunque sí admitió haberse operado.

Tabar saltó a la fama en Instagram el año pasado después de publicar una serie de imágenes de su rostro. Tanto estas fotos como sus videos fueron vistos por sus 26.800 seguidores. En varios de ellos, puede verse posando, mostrando sus grandes labios, con un hijab sobre el cabello que le queda holgado o con una venda blanca en la nariz, de acuerdo con lo publicado por el diario The Guardian.

La cirugía estética es muy popular en la república islámica, donde se realizan decenas de miles de operaciones cada año. E Instagram es el único servicio importante de redes sociales accesible en Irán. Facebook y Twitter y el servicio de mensajería Telegram están oficialmente prohibidos.