Irán advierte a Arabia Saudita de que su "paciencia estratégica" puede agotarse - Fars

La bandera iraní ondea sobre la prisión de Evin en Teherán

DUBÁI, 9 nov (Reuters) - El ministro de Inteligencia de Irán dijo el miércoles a su rival regional, Arabia Saudita, que no hay garantías de que Teherán continúe con su "paciencia estratégica", según la agencia semioficial de noticias Fars.

"Hasta ahora, Irán ha adoptado la paciencia estratégica con firme racionalidad, pero no puede garantizar que no se agote si continúan las hostilidades", citó Fars a Esmail Khatib.

"Si Irán decide tomar represalias y castigar, los palacios de cristal se desmoronarán y estos países dejarán de experimentar la estabilidad".

Irán ha acusado a sus enemigos extranjeros de fomentar los disturbios que se están produciendo desde la muerte, bajo custodia policial, de la mujer kurda iraní Mahsa Amini en septiembre, tras su detención por haber incumplido supuestamente el estricto código de vestimenta impuesto por la República Islámica a las mujeres.

Las protestas de iraníes de todas las clases sociales se han convertido en uno de los mayores desafíos a los dirigentes clericales de Irán desde la Revolución Islámica de 1979.

El mes pasado, el jefe de la Guardia Revolucionaria iraní, Hossein Salami, advirtió a Arabia Saudita que controlara sus medios de comunicación.

"Advierto a la familia gobernante saudita... Vigilen su comportamiento y controlen esos medios de comunicación... de lo contrario, pagarán el precio. Esta es nuestra última advertencia porque están interfiriendo en nuestros asuntos de Estado a través de esos medios. Ya les hemos advertido de que tengan cuidado", dijo Salami, según medios de comunicación estatales iraníes.

La semana pasada, Irán negó que supusiera una amenaza para Arabia Saudita después de que el Wall Street Journal informara de que Riad había compartido información de inteligencia con Estados Unidos advirtiendo de un inminente ataque de Irán contra objetivos del reino.

(Reporte de la sala de prensa de Dubai, traducido por Tomás Cobos)