Irán acusa a Occidente de ayudar a los manifestantes a fabricar armas

El ministro iraní de Exteriores acusó a los países occidentales de promover la violencia en Irán al ayudar a los manifestantes a fabricar armas y cócteles molotov.

Las manifestaciones y su represión se han extendido en Irán desde la muerte el 16 de septiembre de Mahsa Amini, una joven kurda de 22 años detenida por la policía de la moral en Teherán por violar el estricto código de vestimenta que rige en el país.

Decenas de personas, en su mayoría manifestantes, incluyendo mujeres y niños, han muerto desde entonces y miles han sido detenidas, entre ellas disidentes, periodistas y abogados.

En llamada telefónica el jueves por la noche con el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, el ministro Hosein Amir-Abdolahian acusó a "ciertos gobiernos occidentales de alentar la violencia" y de "enseñarles (a los manifestantes) a fabricar armas y cócteles molotov a través de las redes sociales y los medios", según se indica en la web del ministerio.

Según el ministro iraní la acción de estos países "ha facilitado el asesinato de policías e incluso preparado el terreno para la acción terrorista del grupo yihadista Estado Islámico" (EI).

Al menos 13 personas murieron el 26 de octubre en un santuario chiita en Chiraz, en el sur de Irán, en un atentado reivindicado por el EI.

sk/dv/lg/me/es