Iowa no expedirá licencias de conducir a dreamers

IOWA CITY, Iowa, EE.UU. (AP) — El estado de Iowa no expedirá licencias de conducir a los jóvenes inmigrantes que viven sin autorización legal en el país y que tienen permiso para trabajar bajo el Programa de Acción Diferida creado por el gobierno del presidente Barack Obama, anunciaron el jueves las autoridades del transporte.

El presidente Barack Obama anunció en junio un cambio en la política a fin de que los jóvenes inmigrantes que residen sin permiso legal en el país puedan solicitar permiso temporal para trabajar si fueron traídos por sus padres cuando eran niños. También se les conoce como "dreamers".

Sin embargo, el Departamento de Transporte de Iowa dispuso que la ley estatal no permite expedir licencias de conducir o tarjetas de identificación a personas que no residan con autorización legal en el país, y que la decisión federal carece de carácter estatal legal ni constituye un paso hacia la inmigración legalizada para las personas beneficiadas por "acción diferida".

El Departamento de Transporte citó dos leyes estatales que permiten conceder licencias solo a los ciudadanos y a los extranjeros que tienen autorización para vivir en Estados Unidos.

El gobernador republicano Terry Branstad considera que las autoridades estatales deberían respetar la ley, destacó el portavoz Tim Albrecht.

"Si la legislatura decide hacer cambios, el gobernador revisará sus propuestas y estudiará minuciosamente cualquier proyecto de ley que llegue a su escritorio", agregó Albrecht en un correo electrónico el jueves.

El departamento estatal de transporte emitió la declaración en respuesta a una carta enviada en octubre por la Unión de Libertades Civiles Estadounidense, que pedía al estado que conceda las licencias de conducir a los inmigrantes que residen ilegalmente beneficiados por el programa de acción diferida.

Omar Mex Valle, de 24 años, llegó a vivir en el oeste de Iowa hace ocho años, procedente de Campeche, una ciudad de la península de Yucatán en el este de México. El joven fue aceptado en el programa de acción diferida en octubre, pasó las pruebas de manejo y solicitó un trabajo como dependiente en un banco en Denison. Como consecuencia de la nueva disposición Mex Valle no podrá conducir su vehículo si consigue el puesto, o tendrá que pedir permiso a sus familiares o amigos.

Ben Stone, director ejecutivo de la oficina de la Unión de Libertades Civiles Estadounidense (ACLU por sus siglas en inglés) en Iowa dijo que el Departamento del Transporte de Iowa ha malinterpretado la ley. Stone afirmó que la posición del estado podría llevar a algunos inmigrantes a simplemente conducir sus vehículos sin licencia a fin de obtener empleos.

"La ACLU de Iowa y sus aliados está profundamente contrariados por su decisión", comentó Stone. "Esto tiene muy graves consecuencias", agregó.

Los defensores de los jóvenes inmigrantes dijeron que algunos están ahora en un limbo legal, porque ya han solicitado y han recibido licencias de conducir de Iowa.

"Esto es simplemente un total error", dijo Joe Henry, director de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos en Des Moines, capital del estado de Iowa. "Va totalmente contra lo que el presidente trata de hacer", añadió.

Henry dijo que la decisión podría afectar de 4.000 a 10.000 inmigrantes jóvenes en Iowa que reúnen requisitos para participar en el programa.

El Departamento de Seguridad Nacional ha dicho que cada estado puede decidir si expide licencias de conducir o si amplía los beneficios a los dreamers que reúnen los requisitos. Los defensores de los inmigrantes señalan que al negárseles las licencias de conducir se provoca que muchos conduzcan sin licencia.

Entre los muchos gobernadores republicanos que han decidido no conceder licencias de conducir a los dreamers, están la gobernadora Jan Brewer, de Arizona, y Dave Heineman, de Nebraska.

A principios de mes, Heineman dijo que esperaba que el estado se defienda enérgicamente contra cualquier demanda judicial que vaya en contra de su decisión. El gobernador de Nebraska hizo las declaraciones después que Brewer fue enjuiciada en Arizona.

El programa de Obama se aplica a todos los inmigrantes sin permiso legal que llegaron antes de cumplir 16 años y que ahora tienen menos de 30 hasta el 15 de junio. Para cumplir con los requisitos tendrían que haber vivido continuamente en Estados Unidos por lo menos por cinco años, haberse matriculado en una escuela y no tener antecedentes penales.

Cientos de miles de dreamers se podrían beneficiar del programa de acción diferida para los que llegaron como niños, que entró en vigencia pocos meses antes de las elecciones presidenciales y que llevó a los votantes hispanos a inclinarse a favor de Obama.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK