Invitan a un asesor de la ONU a visitar Colombia para analizar los asesinatos de líderes

Agencia EFE

Bogotá, 15 ene (EFE).- El movimiento Defendamos la Paz, del cual hacen parte, entre otros, exnegociadores con las FARC y el ELN, pidieron este miércoles al asesor especial del secretario general de la ONU para la Prevención del Genocidio, Adama Dieng, visitar Colombia para analizar el asesinato de líderes sociales, indígenas y exguerrilleros.

"En nombre del movimiento Defendamos la Paz, le escribimos desde Colombia para llamar la atención sobre el creciente número de asesinatos de líderes sociales y defensores de derechos humanos, miembros de comunidades indígenas y afrocolombianas y excombatientes de las FARC- EP en proceso de reincorporación", dice la misiva enviada a Dieng.

La comunicación, fechada en Bogotá, precisa que "le invitamos (a Dieng) a visitar nuestro país para analizar esta situación".

Desde que se firmó la paz entre el Gobierno colombiano y las FARC, 24 de noviembre de 2016, la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha verificado 303 asesinatos de defensores de los derechos humanos y líderes sociales, 86 de los cuales (incluidas 12 mujeres) ocurrieron en 2019.

SIN MEJORÍA

Defendamos la Paz añade que en lo que va del 2020, 15 líderes sociales han sido asesinados en los departamentos del Cesar (norte), Chocó, fronterizo con Panamá; Putumayo y Huila (centro).

"Así las cosas, el entorno para el trabajo de los líderes sociales y defensores de derechos humanos no perfila mejoría para este año que inicia", añade la comunicación.

El movimiento también recordó que la Oficina de la Alta Comisionada de Derechos Humanos "expresó su preocupación por las amenazas de muerte contra Leyner Palacios, defensor de derechos humanos, víctima de la masacre de Bojayá".

La matanza de Bojayá ocurrió el 2 de mayo de 2002 cuando una bomba lanzada por las FARC, durante un combate con paramilitares por el control territorial, cayó en la iglesia donde se refugió parte del pueblo y mató a por lo menos 79 personas, aunque otras cifras hablan de 119 muertos y decenas de heridos.

Palacios, ganador en 2017 del Premio Pluralismo Global por reivindicar los derechos y la lucha de las víctimas del conflicto, fue amenazado de muerte en el departamento del Chocó después de que se denunciara el confinamiento de una comunidad de la región.

FALTA DE VOLUNTAD POLÍTICA

Según un informe del secretario General de la ONU sobre los avances de la Misión de Verificación divulgado en Bogotá el pasado 31 de diciembre, al menos 77 exguerrilleros de las FARC fueron asesinados en Colombia en 2019, con lo cual se eleva a 173 el total desde que se firmó la paz con el Gobierno.

El período analizado en el informe, que cubre del 27 de septiembre al 26 de diciembre de 2019, "la Misión verificó 20 homicidios de exmiembros de las FARC-EP, sumando 77 asesinatos en 2019, 65 en 2018 y 31 en 2017".

Ante ese panorama, Defendamos la Paz considera que si bien la firma del acuerdo de paz "constituyó un momento de esperanza para superar más de cinco décadas de conflicto armado interno" la "limitada voluntad política del actual Gobierno ha hecho que la implementación integral de los acuerdos firmados se vea obstaculizada y sus avances sean limitados".

Para el Movimiento el papel que desempeña Dieng "en materia de prevención de crímenes atroces resulta de vital importancia ante el crítico escenario que se vive en el país y ante la incapacidad institucional para controlar y atacar la ola de crecientes crímenes que estamos viviendo".

(c) Agencia EFE