Investigan tortura en el caso de un joven detenido por policías en México

·2  min de lectura

Ciudad de México, 17 ago (EFE).- La Fiscalía General de la República (FGR) de México abrió este martes una investigación por el delito de tortura en el caso de un joven de 23 años presuntamente asesinado y violado por policías de Mérida, Yucatán, sureste del país, informó la institución.

La intervención de la FGR ocurrió horas después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador la solicitara.

La Fiscalía dijo que atendiendo a la relevancia y trascendencia del caso y a las diversas denuncias presentadas "ha determinado iniciar una carpeta de investigación, radicándola en la Fiscalía Especial para la Investigación del Delito de Tortura".

También pidió a la Fiscalía General de Justicia del Estado de Yucatán "la información respectiva para coordinarse con dichas autoridades en el esclarecimiento de los hechos señalados".

Además, indicó que personal pericial especializado y de investigación policial federal "se trasladará de inmediato a esa entidad para iniciar las diligencias que sean procedentes".

López Obrador anunció este martes que pediría la intervención de la FGR, si la Comisión Nacional de los Derechos Humanos no intervenía en el caso.

"Hoy le planteamos a la secretaria de Gobernación que busque otras vías, que si no interviene la Comisión de Derechos Humanos nosotros tenemos la obligación de intervenir y pedir a la FGR que abra una investigación y se finquen responsabilidades a las autoridades, no sólo a los policías, sino quienes están ahí protegiendo o queriendo evadir su responsabilidad", señaló.

El mandatario consideró necesario "intervenir" en el caso de este joven que fue ultrajado y asesinado en Mérida.

"El procedimiento es que ahora la Fiscalía del estado apele a la resolución del juez y luego el juez puede sostener su resolución o revocarla, pero si la sostiene, entonces la Fiscalía se va a otra instancia. ¿Cuánto tiempo llevaría ese proceso?", se preguntó.

López Obrador prometió el lunes que habría justicia para José Eduardo Ravelo, el joven de 23 años presuntamente asesinado y violado por policías de Mérida.

Ravelo fue detenido el 21 de julio por policías de Yucatán y tras el arresto pasó cuatro días en cuidados intensivos en un hospital, donde le detectaron un pulmón perforado y desgarres en su ano, según ha denunciado su madre, María Ravelo.

Pero el 13 de agosto cuatro agentes acusados quedaron libres porque el juez afirmó que no hay pruebas suficientes.

Además, el alcalde de Mérida, el derechista Renán Barrera, ha justificado la detención del joven, originario del estado de Veracruz, porque "estaba intoxicado" y por "alteración del orden pública", al asegurar que no había evidencia de abuso policial.

Sin embargo, el fin de semana arreció la polémica al difundirse un video de su detención en el que seis policías someten a Ravelo e, incluso, uno coloca su rodilla sobre su pecho mientras está en el suelo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.