Investigan a Techint en Brasil por un caso de sobornos

LA NACION
Un brasileño confesó coimas para quedarse con contratos de Petrobras

La multinacional argentina Techint es investigada por el supuesto pago de US$ 9 millones en Brasil para quedarse con obras de Petrobras por unos 5000 millones de reales entre los años 2009 y 2013, según reconstruyó LA NACION mediante documentos oficiales. La información ya está en manos de la justicia brasileña, italiana y argentina, que investiga el caso bajo el supuesto delito de soborno transnacional.

Segun las investigaciones judiciales las coimas habrían sido articuladas en Brasil por la subsidiaria Confab Industrial S.A., una firma controlada por Tenaris, empresa dedicada a la venta de tubos para la industria petrolera. Los ejecutivos brasileños Nicolau Bernardo y Benjamin Neto habrian desembolsado 40 millones de reales para el entonces jefe de Gabinete brasileño, José Dirceu, según información provista a la justicia brasileña en la operación Lava Jato.

Dirceu, mano derecha de Lula da Silva, ya fue condenado tres veces por corrupción. La presunta maniobra también involucra al ex director de Petrobras Renato Souza Duque y al empresario brasileño João Bernardi Filho, que confesó esta operación ante las autoridades locales en un acuerdo de delación premiada.

El pago de sobornos -siempre según la declaración de Bernardi Filho- habría sido ejecutado a través de distintos giros realizados por los ejecutivos de la empresa a una cuenta en el Milennium Banque Prive de Suiza. La cuenta estaba a nombre de la sociedad offshore Hayley S.A.

"Confab fue hasta 2012 una sociedad pública que cotizaba sus acciones en la bolsa de San Pablo y tenía una governance (gobierno corporativo) autónoma. Tenaris participaba con el 40% del capital hasta ese año, en el que adquirió el 60% restante", dijeron desde la empresa en diálogo con LA NACION. Sin embargo, los documentos en poder de la Justicia indicarían que Tenaris ejerció el control de Confab Industrial desde 2001.

Techint remarcó que "ni Confab ni ningún funcionario de la sociedad están imputados en Brasil ni en otro país" y agregaron que desde la empresa ya "iniciaron una investigación interna sobre los hechos".

La información, que ya está en los tribunales italianos y brasileños, fue remitida esta semana por la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) al juez federal Sebastián Ramos, que ya investigaba una causa por el supuesto pago de coimas de Techint en Brasil para la construcción de una usina nuclear, según informó Perfil en junio. La denuncia fue realizada a instancias de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que promueve el combate contra los sobornos transnacionales.

La causa, que ahora está en manos del juez Ramos, no sólo involucra a los ejecutivos brasileños de Confab Industrial, sino a los principales 20 representantes de Tenaris en la Argentina.

Los investigadores sostienen que, pese a que Techint está registrada formalmente en Luxemburgo, las decisiones se toman en Buenos Aires y se cita como ejemplo que Nicolau Bernardo, el ejecutivo brasileño que habría pagado los sobornos, realizó diez viajes a la Argentina entre 2009 y 2012 -según información oficial-, durante los años en que se negociaron los contratos para la provisión de tubos a Petrobras en Brasil.

Los contratos de Techint con Petrobras ya habían generado repercusiones en Brasil. La subsidiaria Confab Industrial ganó 48 contratos con Petrobras entre 2006 y 2012. La Advocacía Geral de Uniao (similar a la Procuración del Tesoro de nuestro país) pidió a la Justicia que 13 empresas -entre ellas Techint- sean condenadas por supuestos ilícitos en 19 adjudicaciones de Petrobras, tal como publicó LA NACION en mayo. Entre esas licitaciones aparece una que Petrobras adjudicó a Odebrecht junto con Techint para la construcción de un tramo del Gasduc III, con un presupuesto de unos U$ 351 millones.

A su vez, el Tribunal de Cuentas local le prohibió en marzo competir por nuevos contratos públicos del gobierno federal durante los próximos cinco años por estar sospechado de haber participado de cartelización.

La cuenta uruguaya

Por su parte el argentino Lorenzo Fenocchietto confesó ante la Fiscalía de Milán que abrió una cuenta ante el banco BSI suizo en 2002 a nombre de la sociedad Isla Mayor, con sede en Uruguay. Fenocchietto aseguró que el banco suizo le comunicó la necesidad de liquidez de uno de sus clientes: Techint.

Lo contactó Héctor Zabaleta, entonces director de la empresa en la Argentina, para comentarle el problema y pedirle -siempre según el testigo- utilizar la cuenta para distintas gestiones de la compañía. Esos fondos, después, eran devueltos en pesos por Fenocchietto, que entregaba el dinero en efectivo a Techint en sus oficinas de la avenida Leandro N. Alem. La cuenta uruguaya de Fenocchietto movió unos U$ 22 millones, según la investigación de la justicia italiana. Esos fondos habrían sido enviados desde cuentas vinculadas a Techint, informaron fuentes judiciales.

Protagonistas

Una trama que mezcla empresarios y políticos

Confab Industrial

Subsidiaria de Techint

Un empresario brasileño señaló que esta empresa dedicada a la provisión de tubos, que ganó 48 licitaciones con Petrobras, le pagó coimas al ex jefe de Gabinete brasileño para quedarse con contratos.

Bernardo Filho

Empresario brasileño

Aportó datos en su confesión ante el juez Sergio Moro en la operación Lava Jato que permitieron identificar transacciones bancarias a través de una offshore con cuenta en Suiza.

Lorenzo Fenocchietto

Empresario

La justicia italiana determinó que Techint utilizó su cuenta en Uruguay (registrada a nombre de una offshore) para mover US$ 22 millones.

José Dirceu

Ex jefe de Gabinete

Mano derecha de Lula, Dirceu fue condenado ya tres veces por casos de corrupción en la operación Lava Jato, pero fue liberado en mayo por el Supremo Tribunal Federal.