Investigan posible suicidio en muerte de doctora trans

CUERNAVACA, Mor., junio 19 (EL UNIVERSAL).- Personal del Servicio Médico Forense practica la autopsia al cuerpo de la doctora María Elizabeth Montaño Fernández, en la Fiscalía General del Estado, para conocer con exactitud la causa de su muerte, luego que fue hallada sin vida la tarde del jueves a un costado de la carretera México-Cuernavaca, a la altura del poblado de Tres Marías, municipio de Huitzilac, limítrofe con la Ciudad de México.

La autopsia, de acuerdo con investigadores cercanos al caso, permitirá estimar también el día y la hora del fallecimiento de la doctora, activista de la comunidad LGTB, porque según versiones extraoficiales la médica llevaba por lo menos dos días fallecida en el lugar.

Vecinos de la zona contaron a los elementos de la Fiscalía Especializada para la investigación y persecución del delito de feminicidio que María Elizabeth fue vista sentada debajo de un árbol, pero nunca sospecharon que estaba muerta.

En el lugar del levantamiento encontraron su cartera con dinero, su teléfono móvil, dos botellas de agua, así como una mochila de trabajo, en donde había cajas con medicamento para tratamiento de hormonas masculinas.

De manera preliminar se informó que el cuerpo no tiene huellas de violencia, tampoco golpes visibles o signos de maltrato, por lo que surgió la hipótesis de un posible suicidio.

Además, en las investigaciones coordinadas con la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México surgieron datos que presumen una crisis de depresión en la doctora Montaño Hernández.

Los resultados de la autopsia, según se informó de manera extraoficial, serán dados a conocer por la tarde, pero los médicos forenses trabajan a marchas forzadas debido a que el cuerpo comenzaba a registrar datos de descomposición, aunque el clima frío de Tres Marías, situado en la zona boscosa del Ajusco-Chichinautzin, impidió una putrefacción acelerada.