Investigan un secuestro y varios asesinatos en un mismo barrio de San Juan

·2  min de lectura

San Juan, 31 oct (EFE).- La Policía puertorriqueña anunció este domingo que está investigando un secuestro y varios asesinatos registrados en el barrio de Río Piedras en San Juan, crímenes que coinciden con un paro convocado por los agentes estatales.

Según información preliminar, varios individuos armados secuestraron a tres personas, incluyendo un menor de edad de aproximadamente 17 años, cuando salían del restaurante El Hipopótamo, en la avenida Luis Muñoz Rivera de Río Piedras.

Uno de los individuos se montó en una furgoneta blanca, propiedad de uno de los rehenes, y a punta de arma de fuego se los llevó en dirección de norte a sur por la citada avenida.

El comunicado policial indica que, en aparente relación a estos hechos, en la mañana de hoy se encontró el cadáver de un hombre, que se presume sea menor de edad, con varias heridas de bala en la Carretera 1 kilómetro 21.7 en Guaynabo.

En la investigación de la querella de secuestro, reportado a la medianoche, participa también el Buró Federal de Investigaciones (FBI).

También en Río Piedras, agentes adscritos a la División de Homicidios del CIC de San Juan investigan un asesinato en la calle Juan B. López, frente al residencial López Sicardó.

La víctima es un hombre, que no ha sido identificado por las autoridades y que fue baleado mortalmente en el lugar y su cuerpo hallado en el pavimento.

Otro hombre, que tampoco ha sido identificado por el momento, murió también tiroteado en la barriada Buen Consejo de Río Piedras, donde un segundo hombre resultó herido de bala.

Al momento se desconoce el móvil de estos hechos y las circunstancias que lo rodean.

El último caso que se investiga como una muerte violenta en Río Piedras es el hallazgo del cadáver de un hombre el sábado envuelto con plástico, parcialmente desnudo con una herida en la parte posterior de la cabeza.

El cuerpo de la víctima, José Rafael Campos Díaz, de 60 años de edad, fue encontrado en un apartamento localizado en la calle Piñeiro y ya ha sido trasladado al Instituto de Ciencias Forenses para fines de autopsia.

Todos estos crímenes en Río Piedras se producen en medio de una huelga de los policías estatales para protestar por sus precarias pensiones y pedir mejoras laborales.

El comisionado de la Policía, Antonio López Figueroa, confirmó ayer que durante esa jornada y la del viernes se ausentaron de sus puestos de trabajo un total de 4.963 uniformados.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.