Investigan si restos encontrados en finca son de mujer desaparecida

MONTERREY, NL., junio 27 (EL UNIVERSAL).- La Fiscalía General de Justicia del Estado de Nuevo León investiga si los restos encontrados en una finca del municipio de Juárez, al oriente de la zona metropolitana, corresponden a los de Mónica Segura Temich, una mujer de 22 años de edad, con ocho meses de embarazo que, tras ser citada con engaños por una mujer que le ofreció donar ropa para su próximo bebé, fue secuestrada y permanece desaparecida.

Recientemente fue detenida, por agentes ministeriales, una mujer identificada como Yuli "N", acusada por el delito de secuestro agravado y quien tenía en posesión a una niña recién nacida que al realizarle pruebas genéticas resultaron coincidentes con el ADN de la pareja sentimental de Mónica, y por tanto sería hija de la joven embarazada, que desapareció desde el pasado 1 de junio, luego de que fue subida a un automóvil cerca de la estación Cuauhtémoc del sistema Metro, en el centro de Monterrey.

Mónica, quien residía con su pareja en la colonia Villas de San Francisco, en el municipio de Escobedo, había sido contactada a través de Facebook por una mujer que se hacía llamar Ana Paola Covarrubias Contreras, quien decía haber perdido a su bebé, por lo cual quería regalar su ropa y además apoyaría con gastos para el parto.

Fue así como convenció a Mónica para que el 1 de junio acudiera al centro de Monterrey, donde le entregaría la ropa prometida; otra mujer que también fue citada en el mismo punto, dijo que tuvo un presentimiento y decidió no llegar a la cita, pero observó cuando una joven que tenía las características de quien después supo que se llamaba Mónica, fue subida a un automóvil.

Familiares reportaron la desaparición de Mónica al Grupo Especial de Búsqueda Inmediata (GEBI), de la Fiscalía General de Justicia, y luego de varias pesquisas, el 21 de junio, la Fiscalía General informó sobre la detención de una mujer llamada Yuli "N", de 33 años de edad, quien fue internada en el reclusorio femenil de la entidad, acusada por secuestro agravado en perjuicio de Mónica Segura Temich.

La detenida tenía en su poder una recién nacida que tuvo que reconocer que no era su hija, y una vez que se le realizaron pruebas genéticas a la menor, fueron coincidentes con las de la pareja sentimental de Mónica, por lo que se dedujo que su madre era la joven desaparecida.

Según fuentes policiacas relacionadas con el caso, presuntamente Yuli, mediante un perfil falso de Facebook, engañó a Mónica para llevarla a un sitio donde le sustrajeron la bebé que llevaba en su vientre, pues para el momento de su desaparición tenía un embarazo de ocho meses.

Como parte de las mismas investigaciones, el 20 de junio, se realizó un cateo autorizado por un juez de control en el negocio denominado "The Dog House, estancia Canina", ubicado en la colonia Valle de Vaquerías, en Juárez. ?En el inmueble de dos plantas, Agentes Ministeriales adscritos al Centro de Operaciones Estratégicas de la Fiscalía General encontraron una incubadora, donde presuntamente quienes participaron en el secuestro de Mónica, mantuvieron a la bebé que sustrajeron del vientre de la joven plagiada.

En el domicilio encontraron además un arma corta con la con leyenda "RG-23", color gris, una bolsa de plástico con 38 cartuchos en su interior, dosis de mariguana y drogas sintéticas, un DVR, y tomaron muestras de una mancha rojiza formaba al parecer por líquido hemático, y se procedió a resguardar el sitio.

Finalmente, el viernes, agentes ministeriales realizaron un cateo en una quinta abandonada que se localiza en la calle Sauce, en la colonia Jardines de La Silla, en el municipio de Juárez, donde hallaron dentro de una cisterna el cadáver de una mujer que coincide con las características de Mónica Segura, y además tenía en el vientre una herida sin suturar.

A reserva de que se realicen las pruebas de ADN, este hecho aumenta las posibilidades de que se trate de la joven desaparecida, pues la herida se le habría causado para sustraerle a la bebé que encontraron a la mujer identificada como Yuli.

Las investigaciones policiacas continúan para dar con otros cómplices del secuestro y al parecer el homicidio calificado de una joven mujer, que cometió el error de confiar en alguien que le ofreció ayuda.