Investigan una presunta violación en el palacio presidencial francés

·2  min de lectura
Una imagen aérea del Palacio del Elíseo, en París, del 12 de marzo de 2019 (AFP/Eric Feferberg)

La fiscalía francesa abrió una investigación sobre una presunta violación de una soldado por parte de un compañero de servicio en el palacio presidencial francés, según informó este viernes a la AFP una fuente judicial.

La presunta agresión tuvo lugar el pasado mes de julio tras una recepción de despedida de un general a la que asistió el presidente Emmanuel Macron, según el diario francés Libération, que fue el primero en informar de las acusaciones.

Las investigaciones "siguen su curso", según estas fuentes judiciales. El presunto agresor prestó declaración ante el juez el 12 de julio y no ha sido formalmente acusado por ahora.

La joven militar, que asistió a esta recepción de despedida, denunció que había sido forzada por un militar a mantener relaciones sexuales. "Las dos personas trabajan juntas y se conocen", según Libération.

La mujer presentó una denuncia horas después en una comisaría del norte de París.

- "Acompañar a la víctima" -

El palacio del Elíseo declaró a la AFP que "nunca comentaba los asuntos judiciales en curso" pero subrayó que "desde el momento en que se conocieron los hechos se tomaron medidas para acompañar a la víctima, se le dio apoyo y se la destinó a otro lugar, lejos, de la persona señalada como agresor".

La presidencia de Emmanuel Macron ha estado marcada por otras faltas de uno de los ayudantes del jefe de Estado, el exencargado de seguridad Alexandre Benalla.

Hombre de confianza del presidente francés, Benalla fue condenado el 5 de noviembre a tres años de prisión por golpear a manifestantes durante una marcha del 1º de mayo en 2018.

Imágenes grabadas durante la protesta lo muestran golpeando a varias personas. El diario Le Monde reveló el caso en el verano de 2018, precisando que fue sancionado únicamente con una suspensión de 15 días y que mantenía una oficina en el Elíseo.

El asunto se volvió un verdadero dolor de cabeza para el Elíseo durante varios meses y provocó un seísmo político. La oposición denunció rápidamente un "asunto de Estado".

El antiguo guardaespaldas también fue hallado culpable de usar fraudulentamente sus pasaportes diplomáticos tras ser despedido por ese escándalo, de falsificar un documento para obtener un pasaporte de servicio y por portar ilegalmente un arma en 2017.

En este nuevo caso, el palacio presidencial francés ha querido subrayar el acompañamiento dado a la víctima.

Una fuente cercana a la investigación subrayó a la AFP que "Patrick Strzoda, jefe de gabinete de Emmanuel Macron, se muestra intransigente y despiadado desde el asunto Benalla cada vez que hay algún comportamiento inadecuado de un empleado del Elíseo".

Según el diario Libération, se ha abierto una "investigación administrativa" contra el soldado sospechoso. Sin embargo, el Ministerio de las Fuerzas Armadas no ha querido ofrecer más detalles sobre el asunto hasta ahora.

Las revelaciones judiciales llegan meses antes de la elección presidencial francesa prevista en abril de 2022.

gd/edy/meb-bl/mar/sag/me

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.