Investigan si una joven paquistaní fue asesinada tras rechazar un matrimonio forzado con su primo

·5  min de lectura
Saman Abbas, una joven pakistaní de 18 años que vivía en Italia, desapareció tras negarse a casarse con un primo; la justicia cree que la asesinaron sus familiares
Gazzetta Di Reggio

Gran parte de los italianos siguen conmocionados y con desesperanza la búsqueda de Saman Abbas, una adolescente de 18 años de origen pakistaní que está desaparecida desde hace más de un mes en el municipio de Novellara, en el norte de Italia. Los investigadores del caso están convencidos de que la chica fue asesinada por miembros de su propia familia tras negarse a aceptar un matrimonio forzado con su primo.

Vivir en Noruega: dejó Argentina dos veces y logró una calidad de vida impensada

Lo que sospecha la justicia es que la joven Saman fue asesinada por su tío Danish Hasnain, de 33 años, luego de que sus padres, Shabar Abbas, de 43 y Nazia Shaheen, de 46, se la entregaran. La muchacha desapareció los últimos días de abril de su domicilio, y el 29 de ese mes las cámaras de vigilancia de su casa captaron tres personas que salieron de ese lugar con palas, bolsas y baldes, un aparente equipo para realizar una excavación.

Según informó el medio local Gazzetta di Reggio, las personas pertrechadas para cavar eran el tío y los primos de Saman, que se internaron en la parte posterior de la vivienda y regresaron otra vez al punto de partida -la casa de la muchacha-, dos horas y media más tarde, lo que para los investigadores puede ser el tiempo necesario para hacer un pozo con la finalidad de esconder un cuerpo.

Los carabinieri llegaron a la casa de Saman para darle una notificación, y se dieron cuenta de que en la vivienda no había nadie
quotidiano.net


Los carabinieri llegaron a la casa de Saman para darle una notificación, y se dieron cuenta de que en la vivienda no había nadie (quotidiano.net/)

Además, la justicia cuenta con un segundo video, esta vez del 30 de abril, en el que se ve a la muchacha salir de su casa junto a sus padres, que regresan, solos, un rato después, a su domicilio. Es decir, sin Saman. Los investigadores creen que Shabar y Nazia llevaron a la joven al domicilio de su tío Danish, quien se habría encargado de asesinar a la joven.

El episodio que conmueve a Italia ocurrió en la finca Le Valli, en el citado municipio Novellara, en la provincia de Reggio Emilia, en el norte italiano, donde la familia de Saman vivía y trabajaba.

Los padres de la muchacha y su tío huyeron hacia Pakistán a comienzos de mayo. El domingo pasado, la justicia atrapó a uno de los primos de la joven en Nimes, sur de Francia, cuando intentaba escapar hacia España, a buscar refugio con otros miembros de su familia residentes en la península ibérica.

Escándalo en el avión: una mujer se negó a usar barbijo, tironeó a otra pasajera de los pelos y terminó a las patadas

Ahora, como si las pruebas contra la familia de Saman fueran pocas, el hermano de la joven desaparecida, de 16 años, afirmó que la chica fue, efectivamente, asesinada por “no haber aceptado el matrimonio forzado con un primo de Pakistán”.

La policía busca el cuerpo de Saman Abbas en los alrededores del lugar donde vivía con su familia y donde posiblemente pudo haber sido enterrada
ilrestode


La policía busca el cuerpo de Saman Abbas en los alrededores del lugar donde vivía con su familia y donde posiblemente pudo haber sido enterrada (ilrestode/)

Tanto los padres, el tío Danish -que ya fueron localizados-, el primo que quería huir a España y otro primo más de la muchacha, están acusados por la justicia por el homicidio y el ocultamiento del cadáver de Saman. Pero hasta ahora, y a pesar de las denodadas búsquedas de la policía, el cuerpo de la adolescente continua sin aparecer.

Un misterio sin respuesta

La joven había llegado de Pakistán a Italia en 2015. Era una adolescente con ganas de aprender y al poco tiempo de su arribo, de acuerdo a lo que consigna una docente de la primera escuela donde asistió Saman al medio italiano Corriere della Sera, aprendió rápidamente el italiano y logró aprobar el examen de acceso a ese colegio.

Pero, aparentemente, la muchacha tenía constantes peleas con sus padres por el hecho de que ella quería desarrollar una vida de estudios separada de los mandatos familiares. “A muchos padres les cuesta entender que sus hijas tienen derecho a estudiar música, hacer gimnasia, ir de viaje y poder sentarse al lado de su compañero de clase”, señaló la citada docente, Edie Pavarini.

Vacuna de Sputnik V: cuál es su grado de efectividad, sus efectos adversos y cuántas dosis requiere

Pero los roces de la joven con sus familiares se tornaron verdaderamente serios cuando en los últimos meses de 2020 apareció la imposición para que Saman se casara con un primo, algo que ella rechazó de lleno. Los planes de su familia para la muchacha eran que debía viajar a Pakistán el 17 de noviembre del año pasado para casarse con su pariente el 22 de diciembre.

Desesperada por la situación que le quitaría para siempre la libertad por la que ella venía luchando, Saman acudió a los servicios sociales a pedir protección para evitar esta unión forzada a la que la obligaban sus padres. El 27 de octubre, la muchacha pidió ayuda y fue trasladada a uno de los centros protegidos, donde quedó a salvo de las intenciones de su familia.

Saman fue trasladada a una comunidad de Bologna, donde permaneció hasta el 11 de abril. Pero entonces, la joven, que ya tenía 18 años, decidió hacer una visita a su familia. Algunas versiones dijeron que lo hizo tomada por la nostalgia, y ante la proximidad del período de Ramadán.

Otros, en cambio, señalan que la muchacha regresó al hogar para buscar documentos de ella que estaban en poder de su padre, con la intención de continuar con sus estudios, interrumpidos también por exigencia familiar.

El entrañable y lujoso regalo que recibió Máxima por su cumpleaños

Pero el caso es que, cuando los carabinieri llegaron hasta la casa de Saman para notificarla de que sería trasladada a un nuevo centro de protección, descubrieron que la muchacha no estaba ahí. Ni tampoco sus padres. Todos se habían esfumado. Y también el tío y los primos.

A partir de entonces, el caso de Saman Abbas, su desaparición y la historia de su vida y sus esfuerzos por rechazar la imposición de su familia, se convirtió en un tema central para la opinión pública italiana.

A tal punto escaló el caso en la comunidad itálica, que a Unión de Comunidades Islámicas de Italia anunció en la tarde del miércoles que, en colaboración con la Asociación Islámica de Imán y Guías Religiosos, emitirá una fatwa -decreto religioso- contra los matrimonios forzados y “la igualmente tribal usanza de la infibulación (mutilación genital) femenina”. Estos, observó la Unión, “son comportamientos que no pueden hallar justificación religiosa”, de acuerdo a lo que consigna la agencia italiana ANSA.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.