Investigan a un fiscal por sus comunicaciones con aduaneros contrabandistas de Ezeiza

·6  min de lectura
El fiscal Emilio Guerberoff
El fiscal Emilio Guerberoff

La Justicia investiga a un fiscal del fuero penal económico que aparece mencionado en comunicaciones telefónicas relacionadas con una investigación de una red de funcionarios de la Aduana del aeropuerto de Ezeiza que permitían el ingreso de celulares y mercadería importada sin pagar impuestos. Se trata de Emilio Guerberoff, que desde hace 30 años es fiscal especializado en casos de contrabando y delitos económicos.

Allegados al fiscal dijeron a LA NACION que no tienen relación con los aduaneros investigados y que cuando aparece en las comunicaciones pidiendo que los funcionarios de Aduana recibieran en el Aeropuerto de Ezeiza a su hija o a determinados funcionarios judiciales era para que les facilitaran los trámites de Aduana y Migraciones, no para pedir que no les revisaran su equipaje . Criticaron esos allegados al fiscal que el caso se investigara durante cuatro años “de manera clandestina” y que no le dieron oportunidad de defenderse.

La causa se inició hace cuatro años en San Isidro cuando la jueza federal Sandra Arrroyo Salgado descubrió a una persona que vendía objetos nazis. El fiscal de San Isidro Federico Domínguez tenía la investigación. Se determinó que el sospechoso en realidad ingresaba réplicas de objetos nazis de contrabando de China. Se le decomisaron 17 valijas y se descubrió a una red de funcionarios de Aduana que permitía su ingreso.

La jueza se declaró incompetente y envió el caso a los tribunales porteños en lo penal Económico. El caso quedó en manos del juez Alejandro Catania y el fiscal era Emilio Guerberoff. En esa causa fue procesado Germán Guevara, que era uno de los jefes del salón de arribos de Ezeiza, donde se revisa el equipaje en los scanners a la llegada de los aviones.

También fueron procesados otros seis funcionarios aduaneros. Llamó la atención que usaban celulares con líneas extranjeras supuestamente para evitar que sus comunicaciones sean interceptadas .

El fiscal de San Isidro Fernando Domínguez se quedó con una parte de la causa y analizó las comunicaciones de Guevara, donde aparece el nombre del fiscal Guerberoff, de Sebastián Melidoni y de Humberto Corti, estos sí conocidos del fiscal. Aparece un video de un asado donde aparece el Guerberoff y el fiscal de San Isidro señaló en su dictamen que se trataba de reuniones semanales entre estas personas para jugar al póker.

Allegados a Guerberoff negaron ese vínculo y esas comidas y dijo que solo en una ocasión se reunió en la casa de Corti, con esas otras personas investigadas. En los mensajes de WhatsApp aparece mencionado también Marcelo Agüero Vera, otro funcionario judicial que pidió por el ingreso de un aparato electrónico para su madre, un GPS, para ubicarla cuando se extraviaba, por su estado de salud.

El fiscal de San Isidro señaló que Guerberoff en una ocasión pidió que recibieran en Migraciones y Aduana a su hija, como cortesía, y que otra vez viajó y regresó al país con su amigo Corti y tuvo el mismo trato. Cerca de Guerberoff reconocen esa solicitud, pero destacan que fue par que le facilitaran los trámites, nunca pidió que no revisen su equipaje.

En la causa aparecen mencionados pedidos similares por la llegada al país de jueces, funcionarios o personas allegadas al gobierno.

El fiscal Domínguez le enrostró que persiguió a Corti y a otros sospechosos cuando tuvo el caso, algo que allegados a Guerberoff niegan. Y destacan que la causa fue revisada por la Cámara y no advirtió irregularidades y que el fiscal –que no tuvo a la vista el contenido del celular de Guevara- actuaba como subrogante, con lo que los proyectos de cada decisión los elaboraban los secretarios, sin que él hubiera do ninguna instrucción precisa al respecto. Ninguno de ellos fue llamado a declarar para preguntarle este aspecto del caso.

La investigación abarca a una decena de funcionarios aduaneros coordinados por Guevara que permitían el ingreso al país, sin ser revisados, de una serie de “pasadores” o personas contratadas al efecto para traer teléfonos celulares u objetos electrónicos sin pagar impuestos. La red abarca a una decena de aduaneros e Ezeiza y extendía su influencia hasta Aeroparque.

Corti, amigo de Guerberfoff, está acusado de ser uno de esos viajeros que ingresaba Iphones a pedido. Y pagaba los servicios a la organización para pasarlos sin pagar impuestos. El fiscal Domínguez señaló que Guerberoff solía pedirle favores a Guevara para él u otros magistrados que ingresaban al país. Allegados a Guerberoff mencionaron que nunca se pidió evitar que les revisaran el equipaje.

La organización prestaba servicios de “cortesía” o asistencia a funcionarios, empresarios, deportistas, jueces, abogados, o amigos de ellos que a requerían . El fiscal Domínguez infiere que en ocasiones incluía hacerse los distraídos al pasar por el scanner, En ese sentido, allegados a Guerberoff mencionan que no se pidieron los videos de esos ingresos para ver si hubo o no revisión de equipajes.

Para el fiscal Domínguez, esas “asistencias” no podían responder a simples cortesías efectuadas a terceras personas”, pues “la gentileza o la cortesía corre más bien a cuenta y cargo de quien la ofrece y no a costa de funcionarios del estado que son desafectados de su función específica para asistir en este tipo de servicio. Difícilmente pueda imaginarse una cola de cientos de pasajeros dispuestos a hacer el trámite migratorio y/o aduanero, aceptando alegremente el paso prioritario de funcionarios públicos o personalidades destacadas que regresan de sus vacaciones por el solo hecho de ser tales ”. Y dijo que esto sugiere la comisión de delitos por parte de los aduaneros y de los beneficiados por estos gestos.

Para Domínguez, “en esta investigación se han establecido presuntas conductas delictivas relacionadas con el accionar de funcionarios públicos -como es el caso del fiscal Emilio Guerberoff , Marcelo Agüero Vera y aquellos otros que pudieran surgir de la investigación-, cuya naturaleza impone, no solo su escisión de aquellas investigadas en el fuero penal económico, sino su radicación por ante la justicia federal con asiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Allegados a Guerberoff niegan haber tenido amistad con Guevera, sí con Corti y con Melidoni , pero señalan que nunca tuvieron vinculación con la organización investigada, ni para protegerla ni para adelantarle informaciones de causas en trámite.

El fiscal Domínguez señaló en su dictamen que Guerberoff cuenta con dos automóviles Mercedes Benz y otros dos vehículos además de propiedades en el exterior. Allegados a Guerberoff indicaron que se trata de un Mercedes Benz GLA 200 2017, y un departamento en Miami de 140.000 dólares que el fiscal adquirió con una herencia por la muerte de su padre, informado a la Procuración en su Declaración de Bienes.

La jueza Sandra Arroyo Salgado hizo lugar al pedido de incompetencia del fiscal Domínguez pero rechazó otras solicitudes, como informar de este asunto al Consejo de la Magistratura y a la Corte. Ahora el expediente tramita en el juzgado federal de Marcelo Martínez de Giorgi en Comodoro Py 2002.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.