Investigan a Cuauhtémoc Blanco por presuntos nexos con el crimen organizado

·3  min de lectura

“Yo me voy a seguir tomando fotos, y a lo mejor saldrán más”. Así respondió el exfutbolista y gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, tratando de justificar una instantánea en la que aparece con supuestos líderes de cárteles de la droga en México y que tienen mayor presencia en el estado que gobierna.

En la fotografía difundida por el diario El Sol de México es posible apreciar al mandatario estatal junto a Irving Eduardo Solano Vera, alias “El Profe”, presunto integrante del Cártel Guerreros Unidos y Cártel Jalisco Nueva Generación; Homero Figueroa Meza, alias “La Tripa”, supuesto integrante del Comando Tlahuica; y Raymundo Isidro Castro, alias “El Ray”, presunto miembro del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Cuando la prensa mexicana le cuestionó al hoy gobernador de Morelos acerca de la polémica fotografía, él respondió de forma tajante: “No tengo nada que esconder. Me tomo muchísimas fotos y no les voy a preguntar: ‘Oye, ¿tú quién eres y a qué te dedicas?’”.

Tras esta polémica, ocurrida el pasado 4 de enero, la Fiscalía del Estado de Morelos abrió una carpeta de investigación en contra de Cuauhtémoc, luego de que 11 diputados de la entidad y de partidos políticos de oposición solicitaran la intervención del órgano de justicia.

El fiscal general del estado, Uriel Carmona, dijo en entrevista con medios locales que la fotografía por sí sola no constituye un acto delictivo, pero aseguró que analizarán todas las pruebas para conformar la investigación.

Por su parte, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, refrendó su interés de que la Fiscalía haga una “investigación imparcial”, aunque también aseguró que no sabe “en qué ritmo puedan trabajar las autoridades y qué tan compleja pueda ser la investigación”.

Tras la difusión de la polémica fotografía del gobernador con presuntos capos de la droga y luego de que él mismo negara sus vínculos con el crimen organizado, aparecieron diversas narcomantas en la entidad con amenazas para el mandatario. La Fiscalía de Morelos también investiga el origen de estas misivas en contra el Poder Ejecutivo Estatal.

Por si fuera poco, la criminalidad en la entidad parece imparable. Una semana después de la controversia del gobernador, el alcalde electo del municipio de Xoxocotla, Benjamín López Palacios, fue asesinado a balazos afuera de su domicilio en la Calle 5 de Mayo, en la misma demarcación. Los primeros reportes de la Policía de Morelos sugieren que López Palacios murió a causa de cuatro impactos de bala.

En una entrevista concedida a Independent en Español, el exdirector de Análisis Estratégico y exasesor de Anticorrupción de Morelos, Gerardo Becerra Chávez Hita, dijo que el gobierno de Blanco “es de ocurrencias y está manejado por un grupo de perversos que no le han hecho ningún bien al estado de Morelos”.

Chávez Hita detalló que el gobernador ha dejado el rumbo de Morelos “en manos de dos personajes muy nefastos: su hermano Ulises Bravo Molina y, en su momento, Hugo Éric Flores Cervantes, fundador de los partidos Encuentro Social y Encuentro Solidario”.

Hasta ahora, el gobernador Blanco no ha hecho algún pronunciamiento acerca de la investigación que versa en torno a su investidura; sin embargo, los reclamos de sus acérrimos críticos claman porque el mandatario pida licencia y se separe del cargo hasta no desechar las presuntas acusaciones de asociación delictuosa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.