Investigadores de la OMS refuerzan la hipótesis de que el COVID-19 surgió de un animal

La Organización Mundial de la Salud sigue investigando en China el origen del COVID-19, sin embargo, aún no tienen pruebas de la presencia del virus en Wuhan antes de diciembre de 2019 y no han encontrado la especie animal que pudo transmitirlo.