"Investigaciones, poco claras sobre masacre en velorio en Cuernavaca"

·3  min de lectura

CUERNAVACA, Mor., octubre 26 (EL UNIVERSAL).- A casi dos meses de la masacre en un velorio de la colonia Antonio Barona, en esta ciudad, familiares de las víctimas criticaron la actuación de la Fiscalía General del Estado (FGE) porque, dijeron, pese al compromiso del fiscal Uriel Carmona Gándara, de resolver el caso, las investigaciones son poco claras para arrojar indicios de los presuntos responsables.

En la búsqueda por encontrar apoyo a sus demandas, se reunieron con el diputado independiente José Casas González en el Congreso de Morelos, para solicitar su intervención con las autoridades de Salud y pedir que destinen una clínica especial donde se atiendan a los heridos de la masacre porque, presuntamente, pretenden enviarlos al hospital general José G. Parres, destinado para atender pacientes con Covid-19.

El próximo lunes se cumplirán dos meses del ataque armado en la colonia Antonio Barona, donde murieron nueve personas y otras 17 fueron heridas. Al paso de los días fallecieron otras dos personas a causa de las heridas provocadas por los disparos de arma de fuego. La violencia repuntó esta semana en la zona centro y sur del Estado, y hasta el fin de semana se contaron 15 personas asesinadas, entre ellas una menor de edad, por disparos de arma de fuego en los municipios de Emiliano Zapata (1), Cuautla (1), Jiutepec (5), Cuernavaca (3), Amacuzac (3), Tlaquiltenango (1) y Tlaltizapán (1).

El municipio conurbado a la capital, Jiutepec, es el que concentró mayor número de hechos delictivos. Uno de los últimos hechos violentos ocurrió la noche del domingo en el municipio de Jiutepec, donde hombres armados mataron a los tripulantes de una camioneta, con permiso para circular del Estado de Guerrero. El conductor fue identificado como Luis Enrique "N", de 24 años de edad, y una menor de 13 años de edad quienes viajaba en el asiento del copiloto, ambos presentaron lesiones por impacto de arma de fuego y sus cuerpos sin vida fueron trasladaron al Servicio Médico Forense.

Bajo este contexto el legislador local informó a los familiares de las víctimas que brindará acompañamiento y en caso de ser necesario, recurrirán al gobierno federal porque varias personas heridas requieren tratamiento y revisiones médicas. En la reunión con el legislador morelense, Daniel Jiménez, padre de Daniel Jiménez López, asesinado durante la masacre, denunció que hasta el momento no hay avances en las investigaciones y tampoco han recibido apoyos para los gastos médicos de sus familiares, solo la recuperación de gastos funerarios.

Agregó que la Comisión Estatal de Seguridad (CES) no ha terminado de colocar las cámaras de seguridad en la colonia y a los vecinos tampoco se les ha dado acceso a las mismas, como se acordó en un principio.

Leticia Barrera, madre de un menor herido, dijo que su hijo no ha recibido atención médica y está desesperado porque fue lesionado en la pierna, por lo que necesita rehabilitación para continuar con sus entrenamientos de futbol y clases de danza. Otro de los afectados pidió que las autoridades lo apoyen con becas para los estudios de sus tres hijos ya que él quedó herido de bala y su esposa falleció el día de la masacre. Por los hechos violentos, los familiares anunciaron que realizarán una marcha el próximo miércoles, día en que los mexicanos reciben a sus familiares que murieron de manera violenta. La caminata saldrá de la Capilla de Lomas de Cortés hasta llegar a la primera glorieta de la Barona, donde colocarán una ofrenda para exigir paz y justicia por las víctimas de la masacre, y demás personas que han perdido la vida en Morelos a causa de la inseguridad que se ha desatado en el Estado.