Nueva investigación en Suiza apunta a Blatter

GRAHAM DUNBAR
ARCHIVO - En esta foto de archivo del 19 de junio de 2018, el expresidente de la FIFA Joseph Blatter sonríe en Moscú (AP Foto/Dmitry Serebryakov, ARCHIVO)

GINEBRA (AP) — El expresidente de la FIFA Joseph Blatter es el blanco de una nueva investigación penal en Suiza por presunta malversación, relacionada con un pago de un millón de dólares tomados de fondos del organismo rector del fútbol.

Los fiscales federales en Suiza notificaron a Blatter que es “una persona acusada” a raíz de un préstamo otorgado en 2010 por la FIFA a la Asociación de Fútbol de Trinidad y Tobago, de acuerdo con un documento consultado por The Associated Press.

El exdirigente deportivo, de 84 años, ha negado cualquier acto ilegal durante décadas de escándalos financieros vinculados con la máxima organización del fútbol. Sin embargo, perdió la presidencia de la FIFA y enfrenta la posibilidad de ir a juicio en su país natal.

El pago revelado ahora se realizó el 13 de abril de 2010, desde una cuenta de la FIFA. Era un préstamo sin intereses ni garantías, que se condonó al final, como una especie de regalo, detalla el documento.

Se trata de la acusación más reciente en pesquisas federales de autoridades suizas y estadounidenses que vincula a la FIFA con pagos irregulares que beneficiaron al trinitense Jack Warner, ex vicepresidente del organismo, quien busca evitar su extradición a Estados Unidos.

Warner controló durante años un bloque clave para las elecciones de la FIFA. Se marchó del fútbol tras ser implicado en sobornos a los votantes para oponerse a Blatter en 2011. Era también legislador electo en la nación caribeña y ocupó un ministerio del gobierno tras las elecciones generales de mayo de 2010.

Dos exjerarcas de la FIFA —el otrora secretario general Jerôme Valcke y el exdirector de finanzas Markus Kattner— son mencionados también entre las personas acusadas.

La fiscalía federal suiza informó el sábado en un comunicado que los procedimientos del caso penal contra Blatter se extendieron el mes pasado, para incluir a Valcke y Kattner. Sin embargo, aclaró que hay presunción de inocencia con ambos, destituidos por la FIFA en 2016.

El documento de la investigación está fechado el 13 de mayo de 2020, varias semanas después de que la fiscalía informó que cerraría uno de los dos casos penales abiertos contra Blatter un lustro antes.

La acusación retirada indicaba que Blatter manejó indebidamente un contrato de transmisiones del Mundial para el Caribe, lo cual derivó en que Warner obtuviera una ganancia personal de millones de dólares.

Aquella decisión sobre el caso, revelada en abril, sugería que la justicia suiza podría terminar exonerando a Blatter pese a años de sospechas y a su suspensión durante seis años por parte del comité de ética de la FIFA. Ese castigo expira en octubre de 2021.

El documento de la fiscalía suiza no hace una vinculación directa entre el momento en que se hizo el pago de un millón de dólares de la FIFA y las elecciones generales en Trinidad y Tobago.

Warner sí trató de vincular a dirigentes de la FIFA con su carrera política en junio de 2015, durante una aparición en la TV de su país. Aquello ocurrió a unos días de que Blatter había anunciado sus planes de renunciar a la presidencia de la FIFA, que ocupó durante 17 años, a raíz de las pesquisas en Estados Unidos y Suiza.

Desde 2007, Warner había sido legislador de oposición. Luego de una transición en el poder durante las elecciones de mayo de 2010, se volvió ministro de obras y transporte.

Una votación lo despojó de su escaño parlamentario en 2015, varios meses después de que fue acusado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Los cargos de corrupción contra Warner incluyen la supuesta recepción de un soborno de 10 millones de dólares por parte de Sudáfrica, que ganó la sede del Mundial de 2010.