Investigación. Sospechan que el kinesiólogo de Diego Maradona no tiene título

Gabriel Di Nicola
·3  min de lectura

A las sospechas de que Diego Armando Maradona no recibió una atención médica adecuada durante su internación domiciliaria en el barrio cerrado San Andrés, en Tigre, donde murió el 25 de noviembre pasado, a los indicios de que el neurocirujano Leopoldo Luque habría falsificado la firma del astro del fútbol mundial para pedir la historia clínica de su paciente en un centro de salud, ahora, funcionarios judiciales investigan si Nicolás Taffarel, que acompañaba al exDT de la Selección nacional de fútbol como su kinesiólogo personal, tenía título habilitante.

"En principio, Taffarel no estaba matriculado. Sin matrícula, por más que tenga el título, no puede ejercer. Pero existe la sospecha de que tampoco se habría recibido de kinesiólogo", explicó a LA NACION una calificada fuente judicial.

La novedad fue puesta en conocimiento de la Fiscalía General de San Isidro por el Colegio de Kinesiólogos de la provincia de Buenos Aires por medio de un escrito donde se denunció el "presunto ejercicio ilegal de la kinesiología".

En el paper se sostuvo que Taffarel no sería kinesiólogo y "en el supuesto caso de ser profesional" no se encuentra matriculado ante el Colegio "por lo que no podría ejercer la profesión en el ámbito de la provincia de Buenos Aires".

Según pudo reconstruir LA NACION de fuentes de la investigación, en la denuncia, el Colegio de Kinesiólogos bonaerense sostuvo: "[Taffarel] Trabaja en Deportivo Riestra [equipo de fútbol del ascenso gerenciado por el abogado Víctor Stinfale] hace muchos años, donde Maradona fue llevado para dar charlas motivaciones . Hay varias fotos de este año [por 2020] de Taffarel con todo el plantel en las concentraciones. Hay una placa del club en las redes sociales donde está su foto y dice kinesiólogo",

En los próximos días, autoridades del Colegio de Kinesiólogos de la provincia de Buenos Aires se presentarían en la Fiscalía General de San Isidro para ratificar lo expresado en el escrito.

Taffarel tiene 36 años y fue jugador de fútbol. Llegó a jugar cuatro partidos para Defensores Unidos de Zárate.

"De confirmarse la sospecha de que Taffarel no es kinesiólogo, estaríamos ante una nueva desprolijidad en la atención médica que recibió Maradona por parte de las personas que estaban a su cuidado", sostuvo una fuente judicial.

LA NACION intentó comunicarse con Taffarel, pero personas que lo conocen dijeron que no quiere hablar. "Desde la muerte de Maradona está muy mal anímicamente. Lo quería mucho", explicaron.

La causa judicial

Para determinar si hubo un delito en las circunstancias que rodearon la muerte de Maradona, ocurrida el 25 del mes pasado, el fiscal general de San Isidro, John Broyad, coordina un equipo especial de investigadores, integrado por su dos adjuntos, Cosme Iribarren y Patricio Ferrari, y la fiscal de Benavídez, Laura Capra.

Según se desprende de los elementos reunidos por los investigadores judiciales hasta el momento, la internación domiciliaria de Maradona "era una desorganización total".

El 3 de noviembre pasado, Maradona fue operado de un hematoma subdural en su cabeza en la Clínica Olivos. Nueve días después, sin tener el alta médica, fue externado y llevado a una casa del barrio San Andrés, donde murió.

En el documento donde se firmó la externación, se dejó constancia de que Maradona no tenía el alta médica, sino una externación y que Swiss Medical había propuesto continuar con un tratamiento psiquiátrico, clínico y de rehabilitación y toxicológico bajo la modalidad de internación en un centro de rehabilitación.

En uno de los párrafos se definió a Luque y a la psiquiatra Agustina Cosachov como el "equipo médico tratante" y se sostuvo que los profesionales "prescribieron, y la familia aceptó, el seguimiento y atención médica domiciliaria del paciente".