Investigación sobre rinocerontes boca abajo por el aire gana premio Ig Nobel de ciencia

·2  min de lectura
Imagen de archivo. Un guardaparque camina detrás de un par de rinocerontes negros en el parque Imire Rhino and Wildlife Conservation Park cerca de Marondera

10 sep (Reuters) - Es más seguro transportar un rinoceronte al revés y las barbas pueden ser un desarrollo evolutivo para ayudar a proteger la cara de los hombres de los golpes, según los estudios científicos que ganaron los premios Ig Nobel el jueves.

Los premios Ig Nobel, que se conceden anualmente a logros inusuales en el ámbito de la ciencia y las humanidades que pretenden hacer reír y luego pensar, son presentados por premios Nobel y suelen celebrarse en el Teatro Sanders de la Universidad de Harvard. Este es el segundo año que los premios de parodia se conceden a través de internet.

Este año, cada ganador ha recibido un trofeo de papel para que lo arme él mismo y un billete falso de 10 billones de dólares de Zimbabue, en consonancia con el carácter desenfadado del premio satírico. Entre las presentaciones se intercaló una meditación coral sobre cómo los puentes unen a las personas.

"Lo que más me gusta de los veterinarios especializados en fauna salvaje es que tienen que pensar de verdad y salirse de los esquemas", dijo Robin Radcliffe, uno de los autores del estudio africano que concluyó que los rinocerontes se transportan con mayor seguridad sobre sus espaldas. "Hay que ser un genio y creativo, y a veces incluso un poco loco, para trasladar a los rinocerontes de esta manera".

El descubrimiento que la gente puede haber empezado a dejarse crecer la barba para ayudar a amortiguar el impacto de los golpes recibió el premio de la paz. El chicle, los orgasmos y los maullidos de los gatos fueron otros de los temas de investigación premiados con los Ig Nobels.

La sueca Susanne Schotz ganó el premio de biología por analizar las variaciones de "ronroneo, chirrido, parloteo, trino, silbido, murmullo, maullido, gemido, chillido, siseo, aullido, gruñido y otros modos de comunicación entre gatos y humanos" e incluso hizo una demostración de algunos de los ruidos que había estudiado.

El premio de ecología se concedió a un grupo de científicos que estudian las bacterias presentes en los montones de chicles desechados en las aceras de todo el mundo. El premio de medicina reconoció una investigación que demuestra que los orgasmos pueden ser tan eficaces como los medicamentos para descongestionar la nariz.

Marc Abrahams, maestro de ceremonias y editor de la revista Annals of Improbable Research, que produce el evento, tuvo la última palabra tras el espectáculo.

"Si no han ganado un premio Ig Nobel este año, y sobre todo si lo han recibido, mejor suerte el año que viene", dijo.

(Reporte de Karishma Singh y Jane Ross; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.