Una investigación al ministro francés de Justicia amenaza su continuidad

·3  min de lectura

París, 5 jul (EFE).- Una investigación al ministro francés de Justicia, Eric Dupont-Moretti, por conflicto de intereses, que debe traducirse en una inculpación la semana próxima, podría obligarle a dejar el cargo.

El diario Le Parisien reveló este lunes en su página web que el Tribunal de Justicia de la República (CJR), el único habilitado para juzgar a miembros del Gobierno por delitos en el ejercicio de su cargo, lo ha convocado el próximo día 16 para interrogarlo y comunicarle su imputación.

La convocatoria, según el diario, se le entregó el pasado jueves cuando los investigadores llevaron a cabo un registro durante quince horas en la sede del Ministerio de Justicia.

Requisaron entonces diversos documentos del despacho del ministro, así como datos de su teléfono profesional.

El CJR inició el procedimiento sobre la base de la denuncia de tres sindicatos de magistrados y de la organización anticorrupción Anticor, que sospechan que Dupont-Moretti se aprovechó de su cargo actual en asuntos que había tratado como abogado, antes de acceder al Ejecutivo.

En el centro de las pesquisas está la investigación administrativa que encargó el titular de Justicia contra tres magistrados de la Fiscalía Nacional Financiera (PNF).

Esos magistrados habían lanzado un procedimiento para tratar de identificar al topo que pudo haber informado al expresidente francés Nicolas Sarkozy, y a su abogado, Thierry Herzog, de que estaban siendo sometidos a escuchas judiciales en un asunto de corrupción por el que han sido condenados este año, aunque la sentencia está recurrida.

Dupont-Moretti es un buen amigo de Thierry Herzog. Él ya había intervenido en este asunto antes de ser nombrado ministro en julio de 2020. En junio de ese año había presentado una denuncia contra la PNF a la que reprochaba los métodos utilizados contra el expresidente y su letrado.

Cuando llegó al Ministerio retiró esa denuncia (que finalmente fue archivada) pero relanzó una investigación administrativa que había lanzado su predecesora, Nicole Belloubet, pese a que la primera no había encontrado nada que reprochar a los miembros de la PNF.

Ahora se intenta esclarecer si Dupont-Moretti hizo valer su condición de titular de Justicia para que se incoara una acción disciplinaria contra los magistrados por otros motivos.

Fuentes de uno de los sindicatos de magistrados que se han querellado contra él alegan que quiso "vengar a sus amigos" Sarkozy y Herzog frente a una institución, la Fiscalía Nacional Financiera, "que les da miedo a todos".

Si se confirmara la imputación, se plantearía el dilema sobre si debe dimitir. Una norma tácita y no escrita de la política francesa que se mantiene desde 1995 estipula que cuando la Justicia acusa a un miembro del Gobierno, éste debe dejar el cargo.

Pero fuentes del Elíseo citadas por la revista Marianne rechazan esa hipótesis con el argumento de que esta investigación del CJR la ha desencadenado un sindicato, y la dimisión de Dupont-Moretti daría una señal inadecuada que podría abrir una brecha para un uso abusivo de la justicia.

Dupont-Moretti, de 60 años, llegó al cargo el 6 de julio del año pasado con el nuevo Gobierno que se formó tras la derrota de la mayoría presidencial en las elecciones municipales de 2020.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.