La investigación de Biden por el origen del coronavirus abre un nuevo frente entre EE.UU. y China

·5  min de lectura
China rechaza cualquier vínculo entre la pandemia y el Instituto de Virología de Wuhan.
China rechaza cualquier vínculo entre la pandemia y el Instituto de Virología de Wuhan.

WASHINGTON.- Un nuevo frente asoma en la rivalidad entre Estados Unidos y China. Las agencias de inteligencia de Estados Unidos tienen entre manos una gran cantidad de evidencias sobre el origen de la pandemia del coronavirus que aún no han terminado de examinar en profundidad, una revelación crucial para que el presidente Joe Biden les ordenara redoblar sus esfuerzos para responder la pregunta de cómo comenzó la peor crisis de salud global del último siglo, que ya le costó la vida a 3,5 millones de personas.

El informe solicitado por Biden para terminar de zanjar la pregunta de si el virus saltó de un animal a un humano o si surgió de un laboratorio del Instituto de Virología de Wuhan abrió un nuevo frente de conflicto entre Washington y Pekin, la principal rivalidad en el escenario geopolítico global actual.

La decisión de Biden llegó luego de que funcionarios de la comunidad de inteligencia, que está dividida sobre el origen del virus, le indicaron a la Casa Blanca que tenían una gran cantidad de pruebas que requerían análisis informáticos adicionales que podrían arrojar luz sobre el comienzo de la pandemia, indicó The New York Times. La filtración sugiere que el gobierno norteamericano todavía tiene información sobre las comunicaciones chinas, el movimiento de trabajadores de laboratorio y el patrón del primer brote de la enfermedad en Wuhan, China.

La investigación de Biden por el origen del coronavirus abre un nuevo frente entre EE.UU. y China

En un giro abrupto de la Casa Blanca, Biden ordenó esta semana a la comunidad de inteligencia que “redoble sus esfuerzos” para que lleguen a una conclusión definitiva acerca de si la pandemia comenzó porque el virus saltó de un animal infectado a un humano, o si surgió de un accidente de laboratorio o un error humano en el Instituto de Virología de Wuhan, una hipótesis que hasta hace unos meses era descartada por las autoridades del país y era vista como una teoría conspirativa.

La decisión de Biden llegó luego de que una investigación internacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el gobierno de China indicó que era “extremadamente improbable” la posibilidad de que el virus hubiera surgido accidentalmente de un laboratorio. Pero la misión científica de la OMS tuvo enormes restricciones para realizar su trabajo en China debido al férreo control de Pekín. La decisión de Biden sugiere que la Casa Blanca cree ahora que la OMS ya hizo lo que pudo para indagar y responder a los interrogantes sobre cómo comenzó la crisis y ahora es momento de confiar en su propia estructura de inteligencia para intentar despejar las dudas reinantes.

El mercado en Wuhan que ha sido vinculado al origen del coronavirus
Agencia AFP


El mercado en Wuhan que ha sido vinculado al origen del coronavirus (Agencia AFP/)

La Casa Blanca dijo que las dos investigaciones no eran “mutuamente excluyentes”, y que el giro era solo una continuación de la política y la postura que había tenido la administración de Biden.

El mensaje que dejo Biden con su orden a la comunidad de inteligencia ofrece un giro que puede llegar a tener enormes repercusiones geopolíticas. La posibilidad de que el virus se originó en un accidente en el Instituto de Virología de Wuhan siempre formó parte del debate de la pandemia, pero nunca había tenido tanta cabida como ahora. La respuesta final del gobierno de Estados Unidos puede terminar de arrojar responsabilidades sobre China, además de afectar el vinculo de Pekín con Washington y el resto del mundo.

El gobierno de Biden ha dicho que una de sus prioridades de política exterior es hacer frente al creciente desafío geopolítico de China.

Coronavirus: la UE autorizó la vacuna de Pfizer para chicos de 12 a 15 años

Pekín rechazó la sugerencia de Washington de que la pandemia pudo haberse originado en un accidente en un laboratorio, y buscó dirigir las sospechas a Estados Unidos. El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian, acusó a Washington de “difundir teorías conspirativas y desinformación” al darle oxígeno a la teoría del laboratorio. Lijian dijo que el gobierno de Biden no está interesado en “hechos o la verdad”, y reavivó una acusación añeja de China que hasta el momento carece de pruebas: que una base militar norteamericana en Frederick, Maryland, podría estar involucrada en el origen del virus.

“Hay más de 200 laboratorios biológicos repartidos en el mundo. ¿Cuántos secretos hay por ahí?, preguntó Lijian.

La investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en China falló en despejar del todo los interrogantes sobre el origen de la pandemia, y renovó los reclamos globales a Pekín, que desde el inicio de la crisis se movió con hermetismo y limitó el acceso a los científicos e investigadores internacionales. Después de que se publicaran los resultados de la investigación conjunta de China y la OMS en marzo, el director de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, admitió que la teoría de las fugas de laboratorio requería más estudios, y reconoció que no creía que “esta evaluación fuera suficientemente extensa.”

Andy Slavitt, el asesor principal de la Casa Blanca para la respuesta a la pandemia del coronavirus, reclamó más transparencia de China esta semana.

“Es nuestra posición que tenemos que llegar al fondo de esto, y necesitamos un proceso completamente transparente de China. Necesitamos que la OMS nos ayude en ese asunto. No sentimos que tengamos eso ahora”, dijo Slavitt. “Es una prioridad fundamental para nosotros”, remarcó.

Esta semana, un articulo del The Wall Street Journal agigantó las sospechas al revelar que fuentes de Washington familiarizadas con los informes y análisis de inteligencia dijeron que un reporte aún clasificado del país, que circuló durante la presidencia de Donald Trump, aseguraba que tres investigadores del Instituto de Virología de Wuhan de China estuvieron tan enfermos en noviembre de 2019 que buscaron atención hospitalaria.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.