"Se investiga influyentismo y corrupción en aplicación de vacuna"

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 31 (EL UNIVERSAL).- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que se investigan todos los casos de presuntos actos de influyentismo y corrupción de personas que fueron vacunadas contra Covid de manera adelantada a pesar de que no les correspondía, pero confió en que al estarse denunciando estos casos, "a los que tienen estas malas prácticas" les dé vergüenza y no lo hagan.

En Palacio Nacional, el mandatario aseguró que al día de hoy son todavía "casos aislados", los actos irregulares que se han denunciando, como el de José Rogel Romero, director del Centro Médico "Lic. Adolfo López Mateos", en el Estado de México, quien fue vacunado junto con su familia, a pesar de que no les correspondía.

"En todos los casos se está haciendo investigación y se están difundiendo en comunicados. Ayer me mostró un comunicado que envió a todo el personal, a todos los trabajadores del Seguro Social (IMSS), el director Zoé Robledo con este propósito. Vamos a seguir cuidando de que nadie abuse, de que no haya influyentismo, que nos esperemos a cuando nos toque el turno, que nadie quiera aprovecharse", señaló.

"Sí hay otros casos, se están viendo. Yo espero que como se está denunciando les va a dar a muchos ya vergüenza a los que tienen ya estas malas prácticas, porque la mayoría de la gente, y sobre todo en el sector salud, han actuado con mucha rectitud, con mucha integridad. Como aquí vamos a estar -gracias a ustedes (reporteros)- presentando denuncias, todos estos abusos, yo espero que esto se controle", confió.

--La gente pone en su lugar a políticos prepotentes y líderes sindicales

En el salón Tesorería, el mandatario afirmó que estos casos son todavía casos aislados puesto que la mayoría de la población vacuna es porque está laborando en hospitales Covid.

En su última conferencia del año, el presidente López Obrador afirmó que la misma población pone en su lugar a aquellas personas que tienen actitudes prepotentes y que buscan ser vacunados antes, como políticos o líderes sindicales.

"Pedirle a todos que nos ayuden, que no hay influyentismo. La misma gente pone en su lugar a los que se creen mucho, a los prepotentes, o sea, porque se sienten muy poderosos por tener dinero o por ser políticos o líderes sindicales. Nada de influyentismo, cero influyentismo", agregó.

Ayer miércoles, tras denunciar que líderes sindicales de la Ciudad de México intentaron influir en la lista de personas que son vacunadas contra el Covid, lo cual formó parte de la confusión que prevaleció ayer entre personal médico para ser inoculado en el Hospital Militar del Vergel, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, advirtió que no se permitirá el influyentismo y habrá sanciones administrativas y penales a quien incurra en esa conducta.

"No vamos a permitir, bajo ninguna circunstancia, que un líder de una sección sindical o un comisionado sindical que no está al frente del Covid genere alguna influencia o, por cualquier vía, quiera entrar a la lista que ha estado coordinando la Secretaría de Salud federal. Aquí no hay influyentismo, aquí no es como en gobiernos anteriores, en los que ser un líder sindical corrupto les permitía tener canonjías", afirmó Sheinbaum Pardo.