La invencible malaria continúa cobrándose vidas pese a una nuevea vacuna

·1  min de lectura

Causado por un parásito transmitido por los mosquitos, el paludismo sigue siendo un flagelo, sobre todo para los niños africanos, a pesar de la reciente llegada de una vacuna.

La malaria (otro nombre del paludismo), cuyo día mundial es el lunes 25 de abril, causó la muerte de 627.000 personas en todo el mundo en 2020, según una estimación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El número de muertes aumentó un 12% en 12 meses, principalmente debido a las "interrupciones" en el acceso a la asistencia, relacionadas con la pandemia de covid-19.

- 50% de la población mundial afectada -

La mitad de la población mundial corre el riesgo de contraer la malaria. En 2020 se registraron 241 millones de casos de malaria en todo el mundo, según la OMS. El Mediterráneo Oriental, el Pacífico, las Américas y el Sudeste Asiático son zonas de riesgo.

En junio de 2021, la enfermedad fue declarada oficialmente erradicada de China después de cuatro años sin ningún caso autóctono, frente a los 30 millones de casos anuales que reportaba en la década de 1940.

- Especialmente en África -

La gran mayoría de los casos (95%) y muertes (96%) se producen en África: esta región "soporta una parte grande y desproporcionada de la carga mundial de la malaria", lamenta la OMS.

Algo más de la mitad de los casos del mundo se dan en cuatro países africanos: Nigeria (31,9% de los casos en 2020), República Democrática del Congo (13,2%), Tanzania (4,1%) y Mozambique (3,8%).

- Niños menores de cinco años -

Al mismo tiempo, "los niños menores de cinco años son el grupo más vulnerable afectado por el paludismo", señaló la organización.


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.