La intimidad del baile entre John Travolta y Lady Di: “Me acerco, le toco el hombro...”

·3  min de lectura
El día en que bailó con John Travolta en la Casa Blanca
El día en que bailó con John Travolta en la Casa Blanca

Corría el año 1985 y en un mismo escenario, junto a figuras de primera línea del mundo de la política y el espectáculo, John Travolta viviría uno de los episodios más “mágicos” de su vida, al conquistar la pista de baile en la Casa Blanca junto a Diana Spencer.

El actor, por entonces un joven treintañero, se acercó a la princesa y, como en un “cuento de hadas”, la invitó a unirse a sus pasos frente a un público expectante. La cita se enmarcaba dentro de una gala organizada por el presidente Ronald Reagan y su esposa, la primera dama Nancy Reagan.

El príncipe Carlos, príncipe de Gales (izquierda) y Diana, princesa de Gales (derecha), posan para una fotografía durante una visita oficial al presidente Ronald Reagan y la primera dama Nancy Reagan, previo a una recepción en la Casa Blanca en noviembre de 1985 (Getty Images)
El príncipe Carlos, príncipe de Gales (izquierda) y Diana, princesa de Gales (derecha), posan para una fotografía durante una visita oficial al presidente Ronald Reagan y la primera dama Nancy Reagan, previo a una recepción en la Casa Blanca en noviembre de 1985 (Getty Images)

36 años después, quien ya había cautivado en la pantalla con su interpretación en Grease y Fiebre de sábado por la noche, recuerda cómo vivió aquella velada. En una entrevista concedida por Travolta a la revista Esquire México, el actor repasa los detalles de aquel encuentro con Lady Di.

¿Estaba preparado el actor para aquel acontecimiento? “Piensa en el momento. Estamos en la Casa Blanca. Es medianoche. Es como un sueño todo el escenario. Me acerco a ella, le toco el hombro, la invito a bailar. Ella se da vuelta y, al verme, despliega esa sonrisa cautivadora, un tanto triste, y acepta mi invitación”, relató primero el célebre actor.

“Y ahí estábamos, bailando juntos como en un cuento de hadas. ¿Quién podría imaginarse que algo así le va a suceder a uno algún día? Fui lo suficientemente inteligente como para registrarlo en mi memoria, como un momento muy especial, mágico”, valora hoy Travolta a sus 67 años.

Sin embargo, el protagonista de Fiebre de sábado por la noche confiesa que no contaba previamente con que le pidieran bailar con ella. “Tuve el gran privilegio y el honor de hacerlo. Y pensé: “Debe haber una razón para hacer esto y más me vale darlo todo...”, reflexionó.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Travolta aclaró que ello suponía que debía “guiar bien el baile y buscar divertirse”. Sobre ello, agregó: “Esa fue la parte fácil, pero el hecho de presentarme ante Diana de la manera apropiada, transmitir seguridad y pedirle que fuera mi compañera de baile era una misión complicada”. Sin embargo, la estrella de Hollywood logró superarlo y aquel encuentro sería comentado durante décadas como un momento memorable, al que también habían sido invitadas figuras como Clint Eastwood y el cantante Neil Diamond.

Lady Di llegó a la cita con un vestido azul noche de terciopelo y una gargantilla de zafiros y perlas que atraía todas las miradas , mientras que Travolta lució elegante con un traje clásico negro y moño.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Tras su tortuoso divorcio del príncipe Carlos, en agosto de 1996, Diana Spencer tomó la decisión de donar 79 vestidos de su armario con el fin de que fueran subastados en la casa Christie’s para la caridad. Entre ellos se encontraba la inolvidable pieza azul diseñada por Victor Edelstein de aquel encuentro con Travolta. En ese entonces, el atuendo fue valuado en US$222.500 dólares, convirtiéndose en el vestido que atrajo la suma más alta para la caridad. Sin embargo, la codiciada prenda volvió a subastarse en diciembre de 2019, por la casa Kerry Taylor de Londres, oportunidad en la que alcanzó la cifra de 350.000 libras, según Vogue.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

EN VIDEO: Lady Louise Windsor heredará el carruaje y los ponis del duque de Edimburgo