El desmayo de la moderadora corta abruptamente nuevo debate de Truss y Sunak

·2  min de lectura

Londres, 26 jul. (EFE).- El desmayo de la presentadora puso fin de forma abrupta este martes al segundo debate entre los candidatos a suceder a Boris Johnson en la jefatura del Gobierno británico y del Partido Conservador, Liz Truss y Rishi Sunak.

El cara a cara, organizado por el diario "The Sun" y el nuevo canal "TalkTV", estaba siendo tan acalorado como el resto de enfrentamientos entre los aspirantes al liderazgo conservador, cuando un suceso inesperado obligó a zanjar el duelo.

Un estruendo seguido por un "¡oh Dios mío!" que dejó escapar Truss, quien estaba siendo enfocada por la cámara, puso en alerta a los espectadores de la emisión.

Inmediatamente se vio a Truss acercarse al lugar donde se encontraba la moderadora, la jefa de Política de "TalkTV", Kate McCann, con rostro de espanto, momento en el que se cortó la retransmisión en directo.

Tras varios minutos de zozobra, un portavoz de News UK -grupo al que pertenece "The Sun"- informó de que se había registrado "un problema médico" en el estudio.

Finalmente, unos tres cuartos de hora después, "TalkTV" informó de que McCann había sufrido un desvanecimiento y el debate no se reanudaría.

"McCann se desmayó en directo y aunque está bien, el consejo médico es que no deberíamos seguir con el debate", señaló el canal en un comunicado, en el que pidió "disculpas" a la audiencia.

También subrayó que no se había tratado de un incidente de seguridad y que los candidatos se encontraban bien.

Hasta ese momento había transcurrido algo más de media hora de confrontación, en la que Sunak y Truss volvieron a chocar abiertamente sobre sus planes para la economía británica.

El exministro de Economía volvió a acusar, como lo ha hecho a lo largo de la campaña, a su rival de pretender una bajada de impuestos "inmoral".

"Lo que es moralmente incorrecto es pedirle a nuestros hijos y nuestros nietos que paguen nuestra factura. Liz (Truss) quiere bajar los impuestos a las grandes empresas y no creo que eso sea justo", dijo Sunak.

Por su lado, la ministra de Exteriores, que se encuentra muy por delante en los sondeos realizados entre los afiliados al Partido Conservador -que son quienes deberán votar para elegir a su nuevo líder, que se convertirá automáticamente en primer ministro- reiteró que los planes de Sunak harán "menos competitivo" al país.

"Si entramos en recesión, ingresaremos menos en impuestos. Y la previsión es que vayamos a una recesión, tenemos el menor crecimiento de los países del G7", criticó Truss.

Los militantes "tories" comenzarán a votar en agosto por el sucesor de Johnson, cuyo nombre se conocerá el próximo 5 de septiembre. EFE

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.