Internada por Covid, la jueza María Servini le pidió a Gustavo Hornos que renuncie a la presidencia de Casación

·2  min de lectura
La jueza Servini
La jueza Servini

Pese a estar internada en observación por un cuadro de Covid-19 , la jueza federal con competencia electoral María Servini se metió en la feroz interna que atraviesa desde hace meses la Cámara de Casación Penal. A través de una carta que difundió Télam, Servini le pidió al juez Gustavo Hornos que renuncie a la presidencia del máximo tribunal penal, “en aras del bien de la República”.

Hornos, junto al también camarista Mariano Borinsky , fueron denunciados por el kirchnerismo a raíz de las reuniones que mantuvieron con Mauricio Macri cuando era presidente, en la Casa Rosada y la quinta de Olivos.

La Corte se declaró competente en la pelea por las clases presenciales y podría definir esta semana

Con su reclamo, Servini se sumó a los planteos de los camaristas Ángela Ledesma y Alejandro Slokar, quienes le pidieron a Hornos su renuncia a la presidencia del tribunal en duros términos y en más de una oportunidad. También a la avanzada del kirchnerismo, que tiene en la mira a ambos jueces por su actuación en las causas de corrupción contra exfuncionarios .

“Los 45 años que llevo en la Justicia me han dado sobrada experiencia para reparar con tristeza que existe una guerra dentro de ese Tribunal que, francamente, como ciudadana y magistrada, me angustia”, señaló Servini, internada en el Sanatorio Otamendi desde la semana pasada por un cuadro de baja saturación de oxígeno.

Gustavo Hornos, juez de la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal. LA NACION/Daniel Jayo
Daniel Jayo


Gustavo Hornos, juez de la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal. LA NACION/Daniel Jayo (Daniel Jayo/)

Se contagió de coronavirus el 9 de abril, según ella misma confirmó en una entrevista televisiva en la que reprochó el manejo del plan de vacunación. La magistrada federal recibió una dosis y dijo que le cancelaron el turno que tenía para la segunda.

Para la jueza, que tiene 84 años y está a cargo del Juzgado Federal Nº1 desde hace tres décadas , esa disputa en la Cámara de Casación “solo trasciende el egocentrismo de ciertos integrantes en detrimento del ejemplo que deben dar a la sociedad como miembros de tan importante tribunal revisor de sentencia penales”.

Los Macri quedaron un paso más cerca de cerrar el concurso del Correo Argentino

La magistrada no dudó de que todo ello “perjudica tremendamente la imagen de la Justicia y da motivos para que la condena social se extienda a todo el Poder Judicial”.

“Las Instituciones están primero que los intereses personales de los hombres y mujeres que la integran”, antepuso Servini, y añadió para cerrar su carta: “Dada la situación tal como está planteada públicamente, dé una muestra de desinterés y civismo, dando un paso al costado y renuncie a la representación de la que esta imbuido, en aras del bien de la República” .

Con información de la agencia Télam