El interior del townhouse de Ivana Trump es todo lo lujoso que uno imagina

El majestuoso townhouse de Nueva York de Ivana Trump, que falleció a mediados de este año, acaba de aparecer en el mercado de bienes raíces por $26.5 millones.

El interior de la casa está lleno de detalles dorados, huellas de animales y suntuosas lámparas de techo de cristal italiano.

“Absolutamente fastuoso, este townhouse de piedra caliza, ubicado en una cuadra muy codiciada, famosa por sus magníficas residencias, realmente no tiene paralelo”, describe el anuncio en el portal de la firma Douglas Eliman.

“Construída en 1879, esta casa de estilo neoclásico sobresale por su fachada con columnas y buhardilla en la azotea, así como por sus extraordinarias puertas de hierros forjados negros y dorados”, agrega el listado. “Diseñada para un lujoso estilo de vida y un nivel de entretenimiento altísimo, la residencia de seis pisos tiene 8,725 pies cuadrados, además de otros 700 pies cuadrados de espacio exterior”.

Por otra parte, tiene un sinfín de comodidades en cada lujosa esquina de la casa que cuenta con cinco dormitorios y cinco baños y medio, como por ejemplo:

- Ascensor con verja

- Chimenea de mármol

- Un “comedor inspirado en el histórico Versailles”

- Un patio interior privado

Y muchas cosas más.

Ivana, que murió en julio, compró la casa en los años 90 tras divorciarse del entonces magnate de bienes raíces Donald J. Trump, reportó The Wall Street Journal. Y fue una casa que quiso mucho.

“Vivió muy a gusto aquí”, le dijo su hijo Eric Trump al diario. “La última posesión en el mundo que hubiese dejado era esta casa”.

La venta está a cargo de J. Roger Erickson.

Traducción de Jorge Posada