El Inter Miami en zona de playoffs vive en una nube, pero el trabajo no ha terminado

·3  min de lectura
InterMiami CF

El Inter Miami CF, después de su última proeza en Washington, está en una nube, pero sabe que el trabajo aún no está terminado.

El pasado domingo se vivió una de las batallas más épicas en la historia del equipo de Miami al conseguir derrotar 3-2 fuera de casa al DC United, con un gol de Gonzalo Higuaín en el minuto 94 del partido.

La victoria del once dirigido por Phil Neville, combinada con el empate del Columbus Crew ante Portland Timbers, propició que el Inter subiera al 7mo lugar con 42 puntos (12-6-13) y se metiera así en zona de playoffs, a falta de tres partidos para el final de la temporada regular.

No fue fácil. El United en su casa se hizo fuerte y abrió el marcador con un sorpresivo gol de Christian Bentekey (22’) y luego igualó el encuentro con un tanto de Taxi Fountas (57’). Miami parecía que se llevaba el punto hasta que el Pipita sentenció en el cuarto minuto de los ocho que el árbitro añadió.

Neville acertó de pleno al poner a Leo Campana como titular junto a Higuaín.

El ecuatoriano marcó el empate 1-1 al minuto 39 revolviéndose en el área y mandando un fuerte derechazo a las redes. Luego marcó el 2-1 al minuto 53 tras lanzarse por un balón que dejó Alejandro Pozuelo y rematar de zurda desde el suelo.

Campana, quien fue titular por primera vez desde su lesión, llegó a 10 goles esta temporada mientras Higuaín acumulaba 13.

Sin dudas, un dúo letal en el ataque.

El partido se vio empañado por una expresión racista de Fountas al decir la palabra N al defensa de Miami Damion Lowe, tras un rifirrafe, lo cual es intolerable.

Ambos recibieron tarjeta amarilla, el entrenador del DC United, Wayne Rooney, le cambió y ahora la MLS investigará el asunto.

No será fácil probarlo pues los árbitros no escucharon esta palabra racista y Fountas lo negó tácitamente en un comunicado, pero había un juez de línea a menos de dos metros que bien pudo escuchar el insulto.

“No hay lugar para el racismo en el fútbol”, expresó Neville. “Se usó una palabra que es inaceptable en la sociedad. Es la peor palabra del mundo”.

Por el parón de selecciones, el Inter no volverá a jugar hasta el viernes 30 de septiembre en lo que será su último encuentro fuera de casa en la presente temporada cuando visite al Toronto, que con 34 puntos ocupa el puesto 13 del Este, el penúltimo de su conferencia.

Luego recibirá en el DRV PNK Stadium al Orlando City (5to, con 45 unidades), el 5 de octubre, y a Montreal ( 2do, con 59 puntos) el 9 de octubre, seguramente el posible rival del Inter Miami si finaliza en la séptima posición.

Para esta fecha FIFA, a tan solo dos meses del Mundial de Catar, el Inter ha cedido a tres de sus hombres para los respectivos compromisos internacionales: el lateral derecho DeAndre Yedlin (Estados Unidos), el central Damion Lowe (Jamaica) y el delantero, Robert Taylor (Finlandia).

Mientras que Bryce Duke fue nombrado como uno de los 22 mejores jugadores menores de 22 años en la MLS. El volante es el líder en asistencias del Inter con seis.

Higuaín coloca al Inter Miami en zona de playoffs con un triunfo manchado por un insulto racista

Todo hace indicar que Neville ha encontrado su once ideal y fue el que alineó ante el United con Drake Callender, Yedlin, Lowe (Ryan Sailor 75’), Aimé Mabika, Chris McVey, Jean Mota (Indiana Vassilev 85’), el capitán Gregore, Duke (Taylor 66’), Pozuelo, Campana (Ariel Lassiter 86’) e Higuaín.

Duke alineó por primera vez junto a Pozuelo, quien aunque ha bajado un poco su nivel sigue siendo el mejor jugador del equipo; mientras Nick Marsman no viajó a Washington para asistir al nacimiento de su segundo hijo.

Ahora los jugadores de Miami, excepto los tres convocados, tendrán algunos días extras para preparar los tres partidos que le quedan y defender la plaza de playoffs.