El Inter Miami, sin centrales, espera recuperar a sus dos delanteros para enfrentar a Charlotte

·3  min de lectura
MATIAS J. OCNER/mocner@miamiherald.com

Tras la derrota del pasado sábado ante el Revolution, el Inter Miami CF no solo perdió su racha invicta de cuatro juegos sino también a su goleador, el ecuatoriano Leonardo Campana.

El delantero se lesionó en la parte baja de la pierna al minuto 10 en el revés 2-0 ante el equipo de New England en el Gillette Stadium y no tenía una fecha de regreso.

Campana tiene “opresión en la parte inferior de la pierna” y está en duda su participación en el próximo partido este sábado 7 de mayo (3:30 pm TV: TUDN), en Charlotte, lo cual es ahora una pérdida sensible después de haber marcado cinco goles en sus últimos cuatro partidos.

“Leo ha sido nuestro hombre proa, ha sido el que llevó la pelea a la oposición y sin él parece que la pelota regresa a nosotros”, expresó el técnico de Miami Phil Neville. “Leo está recibiendo muchos elogios y con razón”.

Lo curioso es que se hable de Campana como salvador cuando el argentino Gonzalo Higuaín es el hombre que debe asumir ese rol.

Para Charlotte debe estar disponible para retornar a la titularidad como centrodelantero y así Campana no tiene que forzar y podrá recuperarse mejor.

Higuaín no viajó para el choque del sábado para recuperarse de un fuerte golpe en el cuádriceps, pero se espera que después de 15 días de rehabilitación pueda estar disponible, al igual que Robbie Robinson que tampoco jugó en New England.

Pero esto no es lo peor sino que el Inter se quedó sin sus tres centrales.

Aime Mabika dejó el juego al minuto 17 por molestias en los isquiotibiales y es casi nula la posibilidad de que pueda jugar el sábado y tanto Damion Loew como Jairon Quinteros están suspendidos al recibir sendas tarjetas rojas por doble amonestación.

“Puedes decir todo lo que quieras sobre las decisiones [del árbitro] de expulsar a los dos muchachos”, comentó Neville. “Pero pienso que nuestra disciplina fue realmente pobre”.

De modo que Neville tendrá que recomponer su defensa con Christopher McVey que venía jugando bien de lateral izquierdo, pero es central y con Modesto Méndez, que tendría que ser ascendido del Inter Miami II, aunque también existe la posibilidad de bajar a Gregore a la defensa.

Méndez sería una mejor opción para así no tener que recomponer demasiado al equipo con el capitán Gregore en el centro del campo, acompañado por Jean Mota y Mo Adams o Robert Taylor. Por la izquierda puede abrir Kieran Gibbs, ya recuperado, con el juvenil Noah Allen en la recámara.

La derrota ante New England no fue tan mala pese a que cayó al puesto 12 con 10 puntos (3-1-5), sobre todo porque el Inter Miami acumulaba hasta entonces cuatro victorias, tres en la MLS, y una en la Copa de Estados Unidos.

Lo importante es ir por el triunfo fuera ante el Charlotte FC, la cual puede meter de cabeza a Miami en los puestos de playoffs.

“No podemos sentir lástima por nosotros mismos por una derrota. Acabamos de tener una racha de cuatro victorias seguidas”, indicó Neville. “Creo que en esta liga puedes tener rachas de victorias y reveses. Tenemos que asegurarnos de volver a la senda ganadora lo más rápido posible”.

Neville tendrá esta semana para probar el equipo que saldrá este sábado en busca del importante triunfo en la carretera.

Por otra parte, los propietarios del equipo, David Beckham, Jorge Mas y José Mas, ultiman el acuerdo con la Ciudad de Miami para dar inicio a las labores del construcción del estadio , que se espera esté listo para comenzar la temporada 2025. Ya para entonces se espera que el equipo cuente con otras tres estrellas de calibre mundial.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.