Supercopa de Italia. Inter gritó campeón con un penal de Lautaro y un gol en el último suspiro

·7  min de lectura
Lautaro se llena la boca de gol tras convertir el penal del empate
Luca Bruno

El campeón del calcio también manda en la Supercopa de Italia. Inter es el mejor equipo de Italia. Rompió la hegemonía de Juventus en la Serie A y también le hizo doblar la rodilla en la finalísima de la temporada 2020/21. Había sido superior a Juventus en control de juego y situaciones, pero para plasmarlo en el resultado necesitó llegar al último minuto del suplementario, cuando Alexis Sánchez se anticipó a Rugani dentro del área y estableció el 2-1. Un triunfo en el que Inter había empezado a creer a partir del empate de penal de Lautaro Martínez en el primer tiempo.

Juventus es el máximo ganador del trofeo, con nueve títulos, mientras que Inter ahora tiene seis y volvió a a consagrarse tras más de una década. Año del triplete con José Mourinho en una formación que tenía a Javier Zanetti, Walter Samuel, Esteban Cambiasso y Diego Milito.

La definición, que se jugó en San Siro, reunió al último campeón de la Seria A, el equipo de Milán -con derecho a ser local-, y al de la Copa Italia, la Vecchia Signora.

El gol agónico de Alexis Sánchez

Inter comenzó el partido con una postura dominante. Presionó sobre la salida de Juventus e hizo llegar rápido la pelota a las bandas para cruzar centros sobre el área. Ese estilo le da rédito en la Serie A, en la que es puntero, con 11 unidades de ventaja sobre Juventus.

El 1-0 de Juventus

El control le pertenecía a Inter y Lautaro estaba a la expectativa de lo que generaba su equipo. Dispuesto a ser el punto final de los avances. Cuando salió del área, obligó a un foul de Locatelli. A los 8 minutos estuvo muy cerca del gol, pero le faltaron serenidad y finura para definir una asistencia de Barella; el derechazo le salió mordido y desviado. El lamento se dibujó en su rostro.

El plantel de Inter festeja la obtención de la Supercopa
MIGUEL MEDINA


El plantel de Inter festeja la obtención de la Supercopa (MIGUEL MEDINA/)

Lentamente, Juventus empezó a salir del asedio, tuvo más presencia en ataque y descubrió algunas desinteligencias en la defensa neroazzurra. Kulusevski abrió grietas por la derecha. Inter disminuyó la intensidad y lo pagó caro. Tras un ataque que comenzó por la derecha, el balón llegó a la izquierda, donde Morata desbordó y envió el centro que el mediocampista norteamericano McWeston McKennie -habitualmente suplente de Rodrigo Bentancur- definió de cabeza. Sorpresa en San Siro.

Lautaro empate de penal

Inter no había sacado diferencia en el arranque favorable y ahora se veía en la obligación de asimilar la desventaja y reaccionar ante un equipo que no atraviesa por un gran momento, pero está acostumbrado a las finales.

De ese aprieto, Inter salió con la astucia de Dzeko, un centro-delantero más ágil de lo que podría intuirse por su contextura física. El bosnio aceleró para llegar a una pelota dentro del área antes de que lo hiciera De Sciglio, que por atropellado lo terminó embistiendo desde atrás. Penal y furiosa ejecución de Lautaro, con un derechazo alto y potente.

Lautaro convierte el penal con un zurdazo alto y fuerte
Luca Bruno


Lautaro convierte el penal con un zurdazo alto y fuerte (Luca Bruno/)

El inicio de la segunda etapa fue de ida y vuelta. Dos llegadas por lado antes de los cinco minutos. Más incisivo estuvo Juventus, con dos apariciones por la derecha de Bernardeschi, cuyos zurdazos se fueron junto a un poste y por arriba del travesaño.

Inter ponía más jugadores en función de ataque, pero ese planteo se traducía más en aproximaciones que en situaciones claras de gol. Insistente, le hacía falta una cuota más de talento o desequilibrio individual. Aporte que se espera del turco Calhanoglu, que tuvo visión para una asistencia cruzada para Dumfries; entre el manotazo del arquero Perin y el poste se evitó que el cabezazo del neerlandés fuera el 2-1.

Lautaro, como entraba menos en acción, salía del área para asociarse; hasta ahí lo siguió Rugani para bajarlo con una fuerte entrada sobre el muslo derecho. Siempre amenazante, el Toro apareció para conectar un centro de Perisic con un cabezazo que controló Perín.

Llega Alexis Sánchez y marca el gol del título de Inter
Luca Bruno


Llega Alexis Sánchez y marca el gol del título de Inter (Luca Bruno/)

Inter volvía a hacer más que su rival por la victoria. Cuando quedaban 15 minutos, los entrenadores movieron los bancos. Massimiliano Allegri, entrenador de Juventus, había dado a entender que Dybala no iba a ser titular, luego de haber disputado el domingo 86 minutos en el 4-3 ante Roma, ya que todavía no se encuentra en su mejor condición física para afrontar dos encuentros completos en 72 horas. La Joya ingresó por Kulusevski. Un minuto más tarde, Inzaghi cambió la dupla ofensiva de Inter: el tucumano Joaquín Correa entró por Lautaro -salió con la cabeza gacha, con cierta disconformidad- y el chileno Alexis Sánchez por Dzeko.

El desgaste y el temor a tomar riesgos fueron desinflando la final hacia el alargue. El juego se hizo más gris y entrecortado. Alexis Sánchez, con un cabezazo que salió cerca de un poste, sacudió un poco la modorra.

Ubicado como media-punta, Dybala se mostraba para organizar los avances con sus giros y toques cortos. También buscó el arco con un tiro de media distancia que salió por encima del travesaño. Enseguida respondió Correa con un cabezazo desde una posición incómoda, que le salió débil y fue controlado por Perin.

Pocas luces en los 30 minutos del suplementario. El partido dependía más de alguna equivocación, como una cesión corta hacia atrás de Chiellini que salvó Perín ante Sánchez, que de la creatividad. Se encaminaban inexorablemente a los penales. Pero llegó un centro más, desde la derecha, un defensor de Juventus hizo un despeje corto y Alexis Sánchez, rápido de reacción, se anticipó a Rugani e hizo de Inter un súper campeón de Italia.

El norteamericano McKennie celebra su gol
Luca Bruno


El norteamericano McKennie celebra su gol (Luca Bruno/)

El conjunto de Turín llegó con tres bajas importantes: el colombiano Juan Cuadrado, el zaguero neerlandés De Ligt y el delantero Enrico Chiesa, que será operado por una rotura de ligamentos en una rodilla y estará seis meses fuera de las canchas. También lo extrañará el seleccionado de Italia, que en marzo debe jugar el Repechaje clasificatorio para el Mundial. Antes del partido, Maurizio Arrivabene, CEO de Juventus, expresó: “¿Si estamos pensando en un reemplazo para Chiesa? Haremos nuestras reflexiones, pero tenemos grandes campeones: Morata, Kaio Jorge, Dybala, Kean y Kulusevski. Esperamos lo mejor de los que están”. La situación económica de la Juve no es tan floreciente para ir al mercado por una contratación de impacto.

Las formaciones

  • Inter: Samir Handanovic; Milan Skriniar, Stefan De Vrij y Alessandro Bastoni; Denzel Dumfries (ST 43m, Darmian), Nicolo Barella (ST 43m, Arturo Vidal), Marcelo Brozovic, Hakan Calhanoglu e Ivan, Perisic (1TS 9m, Dimarco); Lautaro Martínez (ST 27m, Joaquín Correa) y Edin Dzeko (ST 27m, Alexis Sánchez). DT: Simone Inzaghi.

  • Juventus: Mattia Perin; Mattia De Sciglio, Daniele Rugani, Giorigio Chiellini y Alex Sandro; Federico Bernardeschi (ST 33m, Arthur), Weston McKennie, Manuel Locatelli (ST 45m, Bentancur) y Adrien Rabiot; Dejan Kulusevski (ST 28m, Dybala) y Álvaro Morata (ST 42m, Kean). DT: Massimiliano Allegri.

  • Primer tiempo: 25 minutos, McKennie (J); 35, Lautaro Martínez (I), de penal.

  • Segundo tiempo suplementario: 15 minutos, Sánchez (I).

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.