El intento del príncipe Andrew de desestimar caso de abuso sexual fracasó tras duro interrogatorio de un juez

·2  min de lectura

Los abogados del príncipe Andrew fueron interrogados por un juez para decidir si la demanda de abuso sexual de Virginia Giuffre puede ir a juicio.

La demanda civil de Giuffre alega que la obligaron a tener relaciones sexuales con los amigos de Jeffrey Epstein, incluido el duque de York, cuando ella tenía 17 años.

El príncipe Andrew, de 61 años, negó rotundamente las acusaciones y afirma que Giuffre busca “un día de pago a sus expensas”.

Los abogados de ambas partes discutieron durante la audiencia del martes si un acuerdo de US$500.000 que Epstein hizo con Giuffre en 2009, y que fue revelado el lunes, debería absolver al príncipe Andrew de cualquier responsabilidad legal.

Para ver actualizaciones en vivo, sigue nuestro blog:

No se mencionó a Andrew en la demanda, que incluía una liberación de responsabilidad para “cualquier otra persona o entidad que podría haber sido incluida como un acusado potencial”.

El juez Lewis Kaplan interrogó al abogado del príncipe, Andrew Brettler, sobre si se le podía proteger del enjuiciamiento y preguntó: “¿Qué es un ‘acusado potencial’ y cómo se diferencia de un ‘acusado’?”.

Brettler respondió: “El príncipe Andrew pudo haber sido demandado, pero no fue así. La Sra. Giuffre tenía la intención de liberar de responsabilidad a la realeza”.

El juez respondió en tono de broma: “¿Incluido el sultán de Brunei?”.

“Si hay acusaciones en su contra”, replicó Brettler.

Brettler también mencionó que las acusaciones de la demanda eran vagas, y que no especifican cuándo y dónde ocurrió el presunto abuso.

“Ni siquiera tenemos una fecha, una hora, un lugar o incluso un apartamento”, argumentó el abogado.

“Antes de que el príncipe Andrew deba responder, se le debe informar específicamente cuáles son todas las acusaciones”.

El juez Kaplan no estuvo de acuerdo y respondió: “Ese perro no va a cazar. Ella no tiene la obligación de hacer eso en la denuncia, solo en la presentación de pruebas”.

Brettler agregó que la presunta mala conducta del príncipe no se había establecido en la denuncia.

El juez Kaplan respondió enfáticamente con una referencia a un expresidente estadounidense no identificado: “Relaciones sexuales involuntarias. No hay duda de lo que eso significa, al menos desde que alguien más estaba en la Casa Blanca”.

En representación de Giuffre, el abogado David Boise aseveró que el acuerdo de 2009 no debería aplicarse al príncipe Andrew, ya que cubría acusaciones distintas.

“No hay ninguna acusación de que el príncipe Andrew fuera quien traficaba. Él era una persona para quien se traficaban las menores de edad”, añadió Boise.

El juez Kaplan puso fin a la audiencia remota poco después y prometió que un fallo es inminente.

“Pronto tendrán mi decisión”, concluyó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.